Ahora Murcia dice haber paralizado el desalojo de 500 familias de Cabezo de Torres

La formación luchó por la paralización de «un controvertido plan urbanístico» tras presentar una queja por las «numerosas deficiencias» detectadas en la documentación y tramitación del proyecto

LA VERDAD

Ahora Murcia se atribuyó ayer haber conseguido que se paralice «un controvertido plan urbanístico» que afectaría a más de 500 familias en Cabezo de Torres, que se quedarían sin sus viviendas para construir en ese terreno una urbanización de lujo y edificios. Se trata del Plan Especial PH-CT1, que afectaría a los cabezos de la Cruz y del Collado.

Este plan, que fue tramitado en su día por el exconcejal Fernando Berberena, se quedó ayer sobre la mesa la Comisión de Urbanización, tras denunciar la concejal Ángeles Micol «numerosas deficiencias» detectadas en la documentación y tramitación del proyecto y, ante todo, que su aprobación estaría «dando prioridad a intereses privados por encima del fundamental derecho social a una vivienda».

«Lo que pretenden -sostuvo Micol- es hacer esa urbanización y esos edificios echando de allí a todas esas familias, lo que solo beneficiaría a los dueños de los terrenos, que son los promotores del plan urbanístico». La mayoría de estos vecinos tienen la propiedad de la vivienda, pero no del suelo, ya que éste pertenece a unas pocas familias.

El concejal de Urbanismo, Antonio Navarro, aseguró más tarde que las declaraciones de Micol «son un relación incontenida de barbaridades, mentiras y falsedades», y dejan patente «una ignorancia enorme, mala fe y demagogia absoluta». Asegura que esta actuación «va a permitir que se rehabiliten las casas existentes, se construya en solares abandonados, se generen zonas verdes y se mejoren los accesos», y sostiene que se han tenido en cuenta las alegaciones de los vecinos.