Los más pequeños sacan su lado artístico

La monitora explica la actividad a los niños durante el taller. /
La monitora explica la actividad a los niños durante el taller.

El museo Ramón Gaya organiza talleres culturales de verano para que los niños aprendan las tradiciones murcianas

CARMEN CARVAJAL

Como cada verano, cuando las puertas de los colegios se cierran para dar paso a las vacaciones, los museos abren las suyas para acoger a todos esos niños que de golpe se encuentran frente a dos largos meses sin mucho que hacer. Decenas de talleres culturales abren estos días para ofrecer una divertida y educativa solución al calor y al tiempo libre que acompañan a la época estival. Son muchos los padres que encuentran en estas salas un sitio donde poder dejar a sus hijos para que se entretengan mientras ellos trabajan, pero también para poder continuar con el proceso de aprendizaje que cada año queda interrumpido con la llegada del verano y el final de curso.

Exposición 'Diálogos con Ramón Gaya': Críticos y artistas reflexionan sobre la pintura del autor. Del 24 de junio al 5 de octubre.

Exposición 'Perfiles de España': Reproducción de las 12 colaboraciones con Mazapanes Toledo. Hasta el 30 de septiembre.

De Paso: Homenaje a Hiroshige 1982. Del 22 de junio al 7 de agosto. Homenaje (abajo rojo) 1987. Del 7 de agosto al 21 de septiembre

Ramón y las ciudades: Proyección de las ciudades que el pintor visitó en sus diferentes viajes por Europa. Todos los miércoles.

Talleres de verano: 'Con los pies en el suelo' y 'Bordados con lápices'.

El museo Ramón Gaya, en la céntrica plaza de Santa Catalina, es uno de los centros que este mes cuenta con cursos y talleres dirigidos a los más pequeños. Dedicado a la obra del célebre pintor murciano, el museo ofrece actividades relacionadas con el arte. En palabras de Carmen María Martínez, licenciada en Bellas Artes y organizadora de los talleres, lo que se pretende conseguir a través de estas actividades es «que los niños encuentren una relación con la tradición y el folclore de la Región, a la vez que aprenden a trabajar con las distintas técnicas artísticas».

Dibujos y suelos hidráulicos

'Con los pies en el suelo' es el nombre que recibe una de las iniciativas que lleva a cabo el museo y que forma parte del ciclo de actividades 'Un verano en el museo', en el que se realizan varios cursos para niños, así como exposiciones temporales aptas para todas las edades. En este taller, los niños crean una especie de suelos hidráulicos a través de mosaicos y dibujos. Una de las salas acoge a la pandilla de 14 niños que, divididos por grupos, se reparten las distintas tareas del proceso de creación artística. Mientras en una mesa recortan coloridas imágenes del periódico, en la mesa de al lado hacen tiras con los folletos del propio museo, para después pegarlo todo en las plantillas ya preparadas previamente y que simularán los pavimentos hidráulicos, tan comunes en las viviendas mediterráneas.

Ambiente festivo y mucho entusiasmo son las palabras que mejor describen esa sala en la que niños y niñas, muchos de ellos familia, corren gritando de una mesa a otra para ver lo que hacen sus amigos, mientras su monitora trata de imponer la calma.

Coincidiendo con la 48 edición del Festival Internacional de Folclore en el Mediterráneo, el proyecto 'Bordados con lápices' comienza hoy y se dedica a la creación de los diseños que habitualmente se encontraban en los bordados de los tradicionales trajes huertanos. Los motivos clásicos de refajos, mantones y delantales serán desarrollados mediante distintas técnicas plásticas. El museo Ramón Gaya siempre ha estado muy ligado a la tradición murciana, ya que fue creado en 1990 como homenaje a la obra del pintor y escritor en su 80 cumpleaños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos