Detienen a una mujer y a su hijo acusados de proxenetismo en Murcia

Objetos incautados a los proxenetas en el momento de su detención. /
Objetos incautados a los proxenetas en el momento de su detención.

Los arrestados, de origen ucraniano, fueron denunciados por una mujer a la que tenían retenida, junto a otras seis, en un domicilio de la Avenida Juan Carlos I donde las obligaban presuntamente a prostituirse

LA VERDAD

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a dos personas como presuntos autores de un delito de detención ilegal y delitos relativos a la prostitución, contra los derechos de los trabajadores, amenazas, lesiones y hurto. La operación comenzó en marzo, después de que, a mediados de mes, una mujer de origen ruso presentara una denuncia, en la Comisaría de Distrito de San Andrés, en la que manifestaba ejercer la prostitución en un domicilio particular situado en la avenida Juan Carlos I de la ciudad de Murcia.

La policía pudo averiguar que el supuesto prostíbulo estaba regentado por una mujer y su hijo, ambos encargados de gestionar todo lo relativo al ejercicio de la prostitución de las mujeres que se alojaban en el domicilio, seis en el periodo en que la víctima puso la denuncia. La mujer alegó además que, a principios de marzo, el hijo de la encargada la golpeó, amenazó y encerró durante dos días, tras exigirle una cantidad de dinero. Su encierro terminó al reclamar uno de los clientes concretamente sus servicios.

Días después la afectada retornó al prostíbulo por la intermediación de la encargada, garantizándole que esos hechos no iban a volver a ocurrir, pero ese mismo día volvió a ser agredida por el mismo sujeto. Posteriormente se trasladó a un centro médico donde fue asistida de sus lesiones. Tras conocer estos hechos, la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, procedió, a principios de este mes, a la localización de los gestores de este prostíbulo, ambos de nacionalidad ucraniana, de 62 y 25 años de edad, en el entorno del citado inmueble y ese mismo día se procedió a su arresto.

En el momento de la detención, a la mujer se le intervino un bolso forrado interiormente con papel de aluminio, es decir, preparado para evitar los sistemas de alarma de los establecimientos comerciales; dos alicates, un dispositivo de alarma fracturado y unos pendientes posiblemente sustraídos en algún establecimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos