¿Hay alguien ahí?

La Plaza de la Fuensanta de Murcia, completamente vacía. /
La Plaza de la Fuensanta de Murcia, completamente vacía.

Las vacaciones de verano y las altas temperaturas dejan desiertas las calles de la capital murciana

LA VERDADMURCIA

Las migraciones de verano en busca de un clima más próspero y los enclaustramientos, a las horas de máximo calor del día, de los residentes que aún quedan en la capital murciana dejan un panorama desértico por las calles de la ciudad. Perfectamente extrapolable a una película de zombis, las aceras y las carreteras ya no tienen viandantes ni coches. El termómetro, que este pasado viernes marcaba 35 grados, explica la ausencia de vida en los lugares más representativos del centro.

Sin embargo, las playas de la Región se llenaron en la primera jornada del puente de agosto. La afluencia de bañistas fue masiva en La Manga. Estas playas se encuentran entre las más fotografiadas de toda España según la estadística de Flickr. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este sábado cielo nuboso en el litoral y no descarta que se produzca alguna precipitación, aunque será débil.