Cae una banda que explotaba a pakistaníes en fruterías de Murcia

Un coche de policía estacionado en la puerta de una frutería investigada. /
Un coche de policía estacionado en la puerta de una frutería investigada.

La Policía Nacional detiene a siete personas de la misma nacionalidad a quienes se les acusa también de trata de seres humanos y pertenencia a organización criminal

LA VERDADmurcia

Agentes de la Policía Nacional y de la Inspección Provincial de Trabajo de Murcia llevaron a cabo una operación que permitió desmantelar una organización criminal dedicada a la explotación de trabajadores extranjeros en situación irregular en fruterías de la ciudad de Murcia.

Las informaciones de los investigadores pusieron de manifiesto que un grupo de ciudadanos pakistaníes regentaba un importante número de fruterías donde empleaban a compatriotas en situación irregular. Esta condición determinó la imposición de unas condiciones de trabajo abusivas y cercanas a la semiesclavitud. Supuestamente los trabajadores habían entrado de manera irregular en Europa, eran captados por los responsables de los hechos investigados que, abusando de su situación de necesidad por encontrarse «en un país desconocido cuya lengua desconocen, en situación administrativa irregular y con cargas familiares en su país de origen, eran acogidos en pisos o habitaciones y llevados a trabajar en alguna de las trece fruterías cuya titularidad se atribuye a la organización», según informaron fuentes policiales.

Las condiciones en las que desarrollaban su trabajo eran «extraordinariamente precarias», realizando largas jornadas de trabajo de hasta catorce horas seguidas sin días de descanso. En gran parte de los casos únicamente recibían como contraprestación la comida y el alojamiento y eran amenazados e intimidados ante cualquier manifestación de disconformidad con las condiciones impuestas. Según la policía, los integrantes de la organización también les ofrecían la venta de contratos de trabajo que pudieran justificar su regularización administrativa.

Una vez obtenida la información necesaria, el pasado día 25 de junio se desarrolló un operativo conjunto de funcionarios de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras y de la Inspección Provincial de Trabajo de Murcia. Se realizaron trece inspecciones en fruterías de la ciudad de Murcia vinculadas a esta organización criminal, en las que se identificó a ocho ciudadanos pakistaníes en situación irregular y se intervino documentación y cuatro furgones relacionados con la actividad investigada. En una segunda fase de la operación, desarrollada entre los días 1 y 2 de junio, se procedió al arresto de los siete integrantes de la organización criminal investigada, a quienes se les imputan los delitos de explotación de trabajadores, trata de seres humanos y pertenencia a organización criminal.

El atestado fue remitido a la autoridad judicial, de quien se interesó el cierre cautelar de los establecimientos y a cuya disposición pasaron cuatro de los detenidos. Todos los arrestados son mayores de edad y de nacionalidad paquistaní, salvo uno de ellos, de nacionalidad italiana.