Unas 15.000 viviendas en fincas rústicas de Murcia cambiarán su tributación en el IBI

Panorámica de varias pedanías de Murcia.,/G. Carrión / AGM
Panorámica de varias pedanías de Murcia., / G. Carrión / AGM

La nueva fórmula, producto de la primera revisión en 16 años, conllevará un aumento en su valor catastral y, por lo tanto, también en el impuesto de bienes inmuebles

EFEMurcia

Unas 15.000 viviendas del municipio de Murcia construidas en parcelas rústicas pero que no tienen usos agrícolas se someterán a partir del próximo año a una nueva fórmula de tributación que conllevará un aumento en su valor catastral y, por lo tanto, también en el impuesto de bienes inmuebles (IBI).

Se trata de unos cambios, explicó el concejal de Hacienda y Contratación, Eduardo Martínez Oliva, que vienen determinados por la nueva ley del Catastro y la revisión castastral que se ha hecho de todos los bienes inmuebles del municipio, la primera en 16 años.

Hasta el momento, los inmuebles construidos en parcelas rústicas tributaban como bienes rústicos, pero con la nueva normativa, cambiará esa tributación si las viviendas no tienen fines rústicos o agrícolas.

Cada ayuntamiento debe decidir qué coeficiente aplicar para la tributación en una horquilla del 0,5 al 1 por ciento, y Murcia ha establecido que el coeficiente será del 0,8 por ciento, según se aprobó este miércoles en Junta de Gobierno extraordinaria.

Con esa medida, dijo Martínez Oliva, se logrará que la recaudación municipal por el concepto del IBI se mantenga estable, puesto que aplicando el 0,5 por ciento se producía una bajada significativa en los ingresos, que aumentaban en demasía con el coeficiente del 1 por ciento.

En el municipio hay unas 15.000 viviendas que estarán afectadas por estas modificaciones y que deberán afrontar un IBI mayor que hasta el momento pero, como en el resto del municipio, esa subida se hará de manera gradual durante 10 años, explicó el edil.

En lo que respecta al resto de municipio, los valores catastrales se han modificado también de manera sustancial para las viviendas urbanas, que seguirán tributando con el mismo coeficiente que hasta el momento, lo que generará bajadas del IBI en algunos casos (en su mayoría, en pedanías), y subidas en otros.

Las bajadas sí se reflejarán directamente el próximo ejercicio y, a diferencia de las subidas, no serán escalonadas.

El pleno de la próxima semana deberá aprobar la aplicación de este nuevo coeficiente, que será trasladado al Catastro para que emita las correspondientes notificaciones a todos los propietarios sobre los cambios en los valores de sus inmuebles.

Temas

Murcia, Ibi

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos