Más de 1.500 árboles formarán un pulmón verde entre el Segura y el Malecón

El jardín de la Alameda, entre el Malecón y el río, contará con un palmeral similar al de Santiago y Zaraíche, además de un paseo central rodeado de álamos. / nacho garcía / agm
El jardín de la Alameda, entre el Malecón y el río, contará con un palmeral similar al de Santiago y Zaraíche, además de un paseo central rodeado de álamos. / nacho garcía / agm

El jardín de la Alameda, que se inaugurará en enero, será la primera gran actuación de 'Murcia Río' en ser disfrutada por los ciudadanos

David Gómez
DAVID GÓMEZ

murcia. El primer gran proyecto de 'Murcia Río' que verá la luz será el del jardín de la Alameda, un espacio verde de alrededor de 20.000 metros cuadrados que estará formado por más de 800 árboles. Los trabajos del nuevo parque, que comunicará el paseo del Malecón con el río Segura, avanzan a buen ritmo y los técnicos confían en cumplir los plazos para que los ciudadanos puedan pasear por la zona a partir del 7 de enero de 2019, fecha en la que está previsto que se entregue la obra. Actualmente ya se han realizado el 80% de los movimientos de tierra y las infraestructuras.

El alcalde, José Ballesta, visitó ayer lo que él mismo bautizó como «el nuevo pulmón» de la ciudad, pues a las 800 especies que se plantarán en la Alameda hay que sumar las 293 que habrá en el paseo fluvial que se construye junto a la pasarela Manterola -que permitirá asomarse al Segura a través de unas plataformas voladas y que se encuentra al 50% de su ejecución para ser inaugurado en primavera-, las 544 que existen en el Malecón y las 64 del jardín de las Cuatro Piedras, una actuación ya inaugurada que también se enmarca dentro de 'Murcia Río', aunque de mucho menor calado que las dos anteriores. En total, habrá 1.500 árboles en este entorno, la mayor concentración verde del municipio tras el sendero que discurrirá por el antiguo trazado del tren en la Cordillera Sur, que concentrará 1.800 ejemplares en un recorrido de 8,5 kilómetros.

Palmeras, álamos y frutales

El ingeniero encargado del proyecto, Francisco Medina, detalló que entrando en la Alameda desde el Malecón, tras cruzar una pequeña carretera que continuará abierta al tráfico rodado, los ciudadanos se encontrarán con una serie de terrazas con distintas plantaciones, entre las que destacará la flor cortada, y unos huertos con frutales y cítricos que se regarán con el agua de la milenaria acequia de La Arboleja, puesta en valor para la ocasión tras haber sido canalizada. Se instalarán juegos infantiles, en los que el agua será protagonista. «Queremos recrear el sistema de riego tradicional de la huerta de Murcia», afirmó el alcalde de Murcia. Junto a esto, habrá un palmeral parecido al que hay en Santiago y Zaraíche, del que ya se han plantado 23 ejemplares.

La acequia de La Arboleja regará la vegetación de este nuevo espacio natural

Una gran calzada central rodeada de álamos blancos, que se pondrán a partir del mes que viene, servirá como zona de estancia y paseo para los viandantes, con diverso mobiliario. También habrá un carril bici que conectará con las líneas que transcurren por la ciudad. En la parte más próxima a la autovía se ha ubicado un terraplén que irá cubierto de vegetación, bañada asimismo por la acequia de La Arboleja. El Ayuntamiento negocia con el Ministerio de Fomento para que las pantallas de la A-30 a su paso por la zona sean transparentes cuando abra el jardín, de manera que pueda ser observado por los conductores que circulen en dirección a Cartagena. Otra de la novedades es que se contará con iluminación nocturna.

Negocian para que las pantallas de la A-30 sean transparentes y el parque se pueda ver desde la autovía

«Vamos a conseguir recuperar un espacio en desuso para que los murcianos cuenten con un nuevo punto de encuentro y de ocio familiar. De esta forma, crearemos un circuito circular entre el Malecón y el Segura con decenas de kilómetros de lugares verdes, que se convertirá en una de las zonas para la práctica deportiva al aire libre más atractivas de la Región», recalcó Ballesta.

Mota izquierda

El proyecto estratégico 'Murcia Río' contempla asimismo la recuperación de la mota izquierda del río para uso recreativo. Precisamente ayer la Mesa de Contratación, presidida por el concejal Eduardo Martínez-Oliva, analizó la documentación presentada por las 16 empresas que se han interesado en llevar a cabo las obras. Tres de estas mercantiles deberán subsanar algunas deficiencias detectadas en la documentación administrativa. Tras esto, se estudiarán las propuestas económicas, algo que se producirá en una próxima convocatoria de la Mesa de Contratación.

Con una longitud de 1.550 metros, desde los Molinos del Río hasta La Fica, la actuación prevé la plantación de gran variedad de especies vegetales de distinto porte, así como de arbolado en el lateral adyacente al muro de encauzamiento. Además, se intervendrá sobre el talud de la mota para intentar debilitar el crecimiento de las especies invasoras y así eliminarlas por completo.

Se prevé también una pavimentación especial de hormigón en la bajada de cada escalera para que los peatones que crucen el carril bici para acceder al paseo peatonal puedan hacerlo con total seguridad.

El proyecto dispone de un presupuesto de ejecución de 797.433,34 euros, de los cuales el 80% son fondos Feder de la Unión Europea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos