Más de 1.100 personas mayores en Murcia reciben una vigilancia especial para prevenir los peligros del calor

Conchita Ruiz, concejala de Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Murcia, en las instalaciones que gestiona el Servicio Municipal de Teleasistencia Domiciliaria./Ayto. de Murcia
Conchita Ruiz, concejala de Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Murcia, en las instalaciones que gestiona el Servicio Municipal de Teleasistencia Domiciliaria. / Ayto. de Murcia

El plan del Servicio Municipal de Teleasistencia Domiciliaria, integrado por 48 personas, se activó el pasado 1 de junio y se mantendrá en funcionamiento hasta el 15 de septiembre

LA VERDADMurcia

Las personas mayores son especialmente vulnerables ante las altas temperaturas del verano. Por eso, con el objeto de prevenir, minimizar y atender los efectos que sobre la salud puede provocar el calor extremo, la Concejalía de Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo, que dirige Conchita Ruiz, activa cada año un plan de medidas específico a través del Servicio Municipal de Teleasistencia Domiciliaria.

De los 2.715 usuarios que reciben el servicio habitual, 1.174 presentan algún tipo de riesgo que les hace especialmente vulnerables, lo que supone el 43% de las personas atendidas. De estas, tres están en el nivel tres (máximo riesgo), 905 en el nivel medio y 266 en riesgo bajo, según los indicadores establecidos por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

Conchita Ruiz se trasladó este miércoles por la mañana a las instalaciones de la empresa que gestiona el servicio, Tunstall Televida, acompañada por su delegado territorial, Fran Tavira, desde donde las teleoperadoras se mantienen en contacto permanente con los usuarios. La concejala aprovechó su visita para hablar con una de ellas y felicitarla personalmente puesto que hoy celebra su 82 cumpleaños.

«Nuestra intención es que las elevadas temperaturas que padecemos en Murcia durante los meses de verano no sean fuente de más problemas para las personas mayores, que son más vulnerables por su edad, grado de dependencia, aislamiento y enfermedades crónicas asociadas», explica Conchita Ruiz, quien hace hincapié en que «este servicio ofrece no sólo protección para los usuarios, sino que también proporciona tranquilidad para ellos y sus familias».

El plan, integrado por 48 personas, se activó el pasado 1 de junio y se mantendrá en funcionamiento hasta el 15 de septiembre. Hasta el 31 de julio, Aemet activó la alerta en cinco ocasiones y desde el servicio de telasistencia se gestionaron dos incidencias asociadas a las altas temperaturas, una de las cuales requirió el traslado al hospital tras ser valorado por el servicio de urgencias.

Medidas preventivas y de intervención

Las intervenciones realizadas con las personas usuarias fueron 4.745 llamadas desde la central y 1.371 visitas para entregar las recomendaciones.

Las medidas preventivas se aplican a todas las personas usuarias del servicio de teleasistencia, y se refieren sobre todo a recomendaciones para evitar o reducir el impacto del calor que se comunican desde la central y a través de folletos informativos.

El dispositivo de intervención se pone en marcha con las personas usuarias más vulnerables -mayores de 80 años que vivan solos- y con quienes sin serlo, hayan sufrido alguna emergencia como consecuencia del calor. Con ellas se aplica un protocolo más estricto para la detección de posibles síntomas y se someten a un seguimiento más estrecho, incluyendo llamadas y visitas personalizadas.

 

Fotos

Vídeos