Los usuarios piden más aparcamiento junto al ambulatorio de Las Morericas de Cieza

Varios vecinos, a las puertas del centro de salud Las Morericas, ayer. / c. caballero
Varios vecinos, a las puertas del centro de salud Las Morericas, ayer. / c. caballero

Los pacientes se quejan de que no tienen sitio para estacionar sus coches cuando van a consulta

C. CABALLERO

El centro de salud oeste Las Morericas de Cieza es uno de los más completos de la Región. Se trata de un edificio multifuncional, con todos los servicios y con una excelente distribución de consultas. Sin embargo, los que promovieron su construcción hace ya más de 10 años se olvidaron de algo fundamental: dotarlo de aparcamientos. El edificio se encuentra situado en el casco antiguo. Las calles contiguas son todas muy estrechas y no permiten el estacionamiento de coches. Gran parte de esas plazas están reservadas para ambulancias y las que quedan están casi siempre ocupadas.

Juan Méndez es usuario de este centro de salud, al que tiene que acudir muy frecuentemente para hacerse los controles del Sintrom. «Es una odisea cada vez que vengo. No tengo nunca donde aparcar», denuncia. Este vecino critica que haya un subterráneo que solo puede ser utilizado por los médicos. «Es lógico que ellos tengan que disponer de una plaza para aparcar su coche, ya que muchos vienen de fuera, pero no creo que llenen todo, por lo que debería de haber espacio también para los vecinos», sostiene.

El problema de los aparcamientos en Cieza, y sobre todo en el casco antiguo del pueblo, viene de hace décadas. Las Corporaciones fueron prometiendo unas soluciones que nunca llegan. Por ejemplo, duerme el sueño de los justos, seguramente olvidado en algún cajón del Ayuntamiento, un anteproyecto por el que se iba a construir un parking en Los Ejíos.

Tendría casi cien plazas para aliviar la problemática de los que acuden a esta parte del casco urbano e incluso para los que viven, dejando libre la plaza que ocupan de manera casi permanente. La Policía Local ha remitido al Consistorio la necesidad de atajar el problema y ha elaborado un borrador para crear más aparcamientos en todo el casco antiguo. Establece la habilitación de lugares que puedan ser utilizados a determinadas horas y recomienda una reducción de las multas por mal estacionamiento de los 200 euros actuales a 60 euros.

El concejal de Tráfico, Francisco Saorín, señala su voluntad de afrontar «un problema endémico, aunque la solución es muy difícil; no hay sitio físico». Asegura que «hablamos con los dueños de la casa y el pequeño huerto que hay delante del centro, pero piden una cantidad desorbitada». En cuanto al resto de zonas, el edil apunta que se va a constituir una mesa con técnicos y policías para habilitar nuevos estacionamientos.