La Guardia Civil recupera siete libros y 20 legajos históricos de Cieza, Ceutí, Totana y Aledo

Documentación histórica incautada./Guardia Civil
Documentación histórica incautada. / Guardia Civil

Los documentos, que están datados entre los siglos XVI y XX, se han depositado en el Archivo General de la Regiónpara su análisis pericial

LA VERDADMurcia

La Guardia Civil, en el marco de la 'Operación Tabelión', ha recuperado siete libros y una veintena de legajos con documentos que, por sus características, son considerados como patrimonio documental histórico de la Región. El pasado año, a raíz de la incautación y entrega de documentación de la Cofradía de Nuestro Padre de Jesús Nazareno de Cieza, la Benemérita inició la operación con el objetivo de rescatar diversa documentación de naturaleza histórica que faltaba desde hacía bastantes años de los fondos de los archivos parroquiales ciezanos.

Las indagaciones permitieron intervenir a un vecino de este municipio dos libros manuscritos (encuadernados en pergamino del siglo XVII), y nueve legajos documentales que hacían referencia a datos de cuenta de fábrica (rendición de cuentas de los recursos económicos destinados a llevar a cabo el culto, así como para el mantenimiento de los edificios), visitas de pías, memorias e inventarios de bienes todo ello referente a la iglesia de Santa María de la Asunción.

Entre la documentación incautada también se encontraban actas de juntas, celebradas en 1830, de la Hermandad de San Pedro Apóstol de Cieza. Además se halló un raro ejemplar: un libro impreso que dataría de 1680 y relacionado con la vida de sor María de Jesús de Ágreda.

Dos líneas de investigación

Otra línea de investigación enmarcada en la operación permitió identificar a otro vecino de la localidad a quien se le incautó documentación de tipo eclesiástica que hacía referencia a dos cofradías religiosas. Se trata de dos libros manuscritos, encuadernados en pergamino, uno sobre las Actas de la cofradía de Ánimas Benditas del Purgatorio (siglos XVIII-XIX) y otro sobre las Actas de la Cofradía del Santísimo (siglos XIX-XX).

Durante el desarrollo de la operación, y en colaboración con la Asociación de Cronistas de la Región, la Guardia Civil amplió el ámbito de actuación de la investigación, lo que llevó también a los agentes a otras localidades murcianas.

En Ceutí se intervino un libro matrícula de la iglesia de la parroquia de Santa María Magdalena, que data de 1752 y en el que se alude a los vecinos, su estado civil y profesiones, nombres de calles, etc., a modo de padrón que debían de hacer las iglesias en aquellos años para tener actualizados los datos de sus feligreses.

Y en Aledo y Totana se intervinieron dos libros manuscritos y más de una decena de legajos de documentos referentes a estas villas producidos entre los siglos XVI-XVIII, que hacían referencia a diversos pleitos y ejecutorias que relacionaban a estas villas además de Lorca.

En delicado estado

Toda la documentación incautada, tal y como establece la ley autonómica 6/90, de 11 de abril, de Archivos y Patrimonio Documental, ha sido depositada en el Archivo General de la Región, para que por personal técnico especializado y en base a los caracteres externos e internos de los documentos se realicen los análisis, estudios e informes de autentificación, originalidad y titularidad. De esa forma, se podrá proceder a su entrega a cada uno de los archivos correspondientes tanto eclesiásticos como municipales.

La mayoría de los documentos están redactados en castellano, en letra humanística y procesal, y presentan un delicado estado de conservación, todo ello normal por el tiempo transcurrido desde su producción. Muchas de sus hojas presentan perforaciones, desgarros o la típica degradación originada por la oxidación de las tintas metaloácidas usadas por los escribanos de la época.

Los expedientes abiertos durante la operación han sido remitidos a la Dirección General de Bienes Culturales, para que, en su caso, se dirima la responsabilidad de los particulares por la tenencia de este tipo de documentación de naturaleza histórica. Con esta operación se ha logrado recuperar cientos de páginas y documentos de un inmenso valor histórico y que está previsto que vuelvan a sus lugares de origen: los archivos parroquiales y municipales.