Primera crisis de gobierno en Cieza tras el abandono de una concejal de IU

Cristina García Vaso./LV
Cristina García Vaso. / LV

Cristina García Vaso se da de baja del partido y pasa al grupo mixto como 'no adscrita'

CLAUDIO CABALLERO

Aún no ha echado andar la legislatura en Cieza y ya se ha producido la primera crisis en el seno del gobierno de coalición de PSOE e IU del municipio. Cristina García Vaso, segunda edila de IU y a la que le habían asignado las concejalías de Personas Mayores y Mujer, rompió su compromiso con el bipartito y con su propio partido, y anunció su intención de abandonar su formación y pasar al grupo mixto como concejala no adscrita.

Fuentes de IU confirmaron que «no hay discrepancias políticas y que la decisión de la edil es estrictamente económica». «No ha habido un entendimiento respecto a la liberación a tiempo parcial que se le ofrecía a la concejala», señalaron dichas fuentes.

La decisión de la concejal de IU no va a afectar al funcionamiento del equipo de Gobierno, ya que el actual alcalde, Pascual Lucas, sigue gozando de mayoría absoluta por los 10 concejales conseguidos por el PSOE tras las elecciones del pasado mes de mayo más el otro edil de IU, Francisco Saorín, que sí sigue en su puesto.

La propia concejal lanzó el siguiente comunicado: «Como consecuencia de haber presentado mi renuncia a las competencias que como concejal del equipo de gobierno tenía atribuidas y mi salida del grupo municipal de IU, a continuación paso a explicar brevemente los motivos que me han conducido a tomar esta decisión».

«Mi decisión de renunciar a las competencias delegadas por la Alcaldía en mi persona viene motivada por las discrepancias existentes con la dirección política de Izquierda Unida Cieza, las cuales entiendo que, aun no siendo afiliada a dicho partido, no procede explicitar más allá del seno de la propia organización», explicó. «Tales discrepancias han determinado también mi salida voluntaria del Grupo Municipal de IU pasando a ser concejal no adscrita, esto último debido a la evidente inconveniencia de seguir formando parte del equipo de gobierno en tales circunstancias».

García Vaso concluyó razonando que «mi decisión de conservar mi acta de concejal responde a dos razones. La primera es que de ello no se desprende afección alguna a la mayoría del equipo de gobierno constituido, ya que el mismo sigue conformado por diez concejales del PSOE y un concejal de IU, en definitiva once concejales que representan la mayoría absoluta de la Corporación. La segunda razón es que, teniendo siempre en cuenta que la mayoría de gobierno sigue intacta y que soy concejal electa, considero que fuera del equipo de gobierno y del grupo municipal al que hasta ahora he pertenecido, mi compromiso como mujer feminista y de izquierdas me exige seguir trabajando y prestando un servicio a Cieza».