Los pacientes de diálisis recibirán su tratamiento en el Lorenzo Guirao

El SMS llega a un acuerdo con los enfermos, que no tendrán que trasladarse hasta un local de Abarán para ser atendidos

ANTONIO GÓMEZ

Final feliz. Los negros nubarrones que se cernían sobre los 36 enfermos renales de Cieza, Blanca y Abarán, cuyo servicio de hemodiálisis iba a ser trasladado del Hospital Comarcal Lorenzo Guirao, con una «evidente merma en la seguridad y garantía sanitaria», según los afectados, a un bajo comercial de Abarán, se han disipado.

El Servicio Murciano de Salud (SMS) ha hecho público el compromiso de la Consejería de seguir trabajando con el horizonte puesto en establecer una Unidad de Diálisis de carácter público en el policlínico ciezano. Por el momento, según subrayaron sus responsables, los pacientes de hemodiálisis de la Vega Alta seguirán tratándose en el Lorenzo Guirao y no tendrán que desplazarse a Abarán.

El anuncio se realizó ayer tras una reunión mantenida en el citado centro sanitario entre el gerente del SMS, Asensio López, y el director general de Asistencia Sanitaria, Roque Martínez, además de los portavoces de los usuarios del servicio, encabezados por Bartolomé Villalba y Juan Ortiz, ambos en representación de la Plataforma Hospital de Cieza. La presión de los pacientes de hemodiálisis y de la plataforma ha surtido efecto.

La Comunidad pretende adquirir la maquinaria de la anterior concesionaria para acondicionar el policlínico

La empresa externa que ha venido prestando el servicio durante los últimos once años debería haber cesado su prestación el pasado 1 de julio, cuando expiraba su contrato, para dar paso a la nueva adjudicataria, una mercantil que ya tiene preparado un bajo en la vecina localidad de Abarán. Las protestas de los usuarios provocaron que se haya alargado la prestación en el hospital mientras se han dirimido las diversas posiciones sobre la polémica en reuniones con el SMS.

Su gerente, Asensio López, anunció que emprenderá esta próxima semana negociaciones con la sociedad concesionaria durante la última década para comprarle las máquinas utilizadas durante estos años, así como la planta de agua, como paso previo al acondicionamiento necesario de las instalaciones del Lorenzo Guirao para la creación de una unidad de hemodiálisis. Fuentes de la Consejería de Salud aclararon que su objetivo es que los usuarios sigan recibiendo asistencia en el citado policlínico.

El local habilitado por la nueva beneficiaria a cinco kilómetros del hospital se sitúa en una calle estrecha, justo detrás de la plaza de toros. «Está a escasos tres metros de los corrales donde encierran al ganado para las corridas, con el consecuente peligro de que estaríamos expuestos a infecciones bastante fuertes», alertaba hace unos días Bartolomé Villalba.

Según este usuario, el compromiso que había por parte de la Administración regional desde hace 11 años, cuando la diálisis pudo traerse finalmente al Hospital de Cieza, fue de que «el servicio ya no saldría de esta ciudad». De momento, a pesar de las vicisitudes, así seguirá siendo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos