La nueva ordenanza de vados permitirá contratar el servicio de forma temporal

Un momento del Pleno celebrado anoche, en el que se aprobó la ordenanza municipal de vados./A. Gómez
Un momento del Pleno celebrado anoche, en el que se aprobó la ordenanza municipal de vados. / A. Gómez

El Pleno da luz verde a la aprobación inicial de la norma, que pretende hacer frente a la falta de aparcamiento en las calles

ANTONIO GÓMEZCIEZA

El Pleno dio luz verde ayer a la nueva ordenanza de accesos a garajes y aparcamientos en edificios, que incluye un tipo de vado temporal y provisional para flexibilizar el derecho a este servicio y hacerlo compatible con la necesidad de plazas de estacionamiento ante el problema de falta de espacios en el municipio.

El objetivo de esta nueva norma, que se sometió a aprobación inicial anoche durante la sesión ordinaria, «es dotar a la ciudadanía de una herramienta actualizada que dé respuesta a las actuales necesidades emergentes que, con el paso del tiempo y los cambios urbanos desarrollados, han solicitado los vecinos de la localidad», explican desde el Ayuntamiento. La ordenanza también se nutre de aportaciones del resto de fuerzas políticas del municipio, además de las que forman el gobierno local.

El concejal de Obras e Infraestructuras, Francisco Saorín, asegura que «la ordenanza de vados aprobada en octubre del 2002 ya es una herramienta obsoleta que no cubre las necesidades que los ciudadanos nos demandan». Añade que «la afluencia de tráfico en las calles y la necesidad de guardar los vehículos particulares en espacios privados, el cambio y la reforma de vías públicas y las modificaciones constructivas de muchos inmuebles, abren nuevas necesidades que, desde el Gobierno local, no podemos obviar. Estamos llamados a dar respuesta a nuevas solicitudes enmarcadas dentro de nuevas casuísticas».

La ordenanza, en proceso de aprobación -tras su respaldo inicial deberá superar un periodo de alegaciones hasta su autorización definitiva-, pretende mejorar distintos aspectos que han puesto de manifiesto los ciudadanos en relación a la seguridad de la circulación en la maniobra de incorporación, en la delimitación de las reservas de espacio y en el uso de elementos urbanos. Todo ello ha propiciado la modificación y la actualización de la anterior normativa de 2002.

«Se pretende compatibilizar las diferentes demandas vecinales con las condiciones técnicas y urbanísticas exigidas por el procedimiento vigente, además de simplificar los trámites administrativos para poder conseguir la concesión de estas autorizaciones», puntualiza el concejal de Infraestructuras.

Participación ciudadana

Para el desarrollo del texto inicial se ha contado con la colaboración de los vecinos, mediante el anuncio en un edicto municipal de la intención y necesidad de modificación, con el fin de que tuvieran ocasión de hacer sus aportaciones, al igual que se llevó a cabo una serie de reuniones de trabajo preparatorias del texto con todos los grupos políticos municipales. Estos también tuvieron ocasión de hacer petición de inclusión de cuantos aspectos estimaron convenientes, no sin estar sujetos a estudio y valoración técnica.

La iniciativa contempla varios tipos de vado: el permanente, que será aquel que pueda utilizarse durante todas las horas del día; el vado horario, durante un número determinado de horas, y un vado provisional-temporal por alguna circunstancia debidamente justificada. La futura ordenanza, una vez que tenga la aprobación final, flexibilizará el proceso y las condiciones para la obtención de vado. «Permite, en favor de la seguridad vial y la ciudadana, la colocación de elementos como isletas dentro de los límites del espacio reservado que faciliten la maniobra de incorporación y la colocación de espejos, así como la ubicación de artefactos audiovisuales, luminosos y sonoros que garanticen la seguridad de los viandantes a la hora de la entrada y salida de los vehículos», relatan desde el Ayuntamiento.

La norma, además, incluye una mejora para los garajes de viviendas unifamiliares donde el vehículo no puede no acceder frontalmente, facilitando también la obtención de vado en chaflanes y esquinas, «y donde la seguridad vial esté garantizada», apunta el edil.

 

Fotos

Vídeos