Las llamas vuelven a amenazar el paraje natural del Menjú

Tres bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios tratan de contener el avance de las llamas. / c. caballero
Tres bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios tratan de contener el avance de las llamas. / c. caballero

El fuego ha quedado controlado por la mañana, tras una intensa madrugada de los efectivos de extinción

CLAUDIO CABALLEROCieza

Un nuevo incendio, y ya van dos en menos de dos meses, se registró anoche en el Menjú de Cieza, una zona de alto valor ecológico que actualmente se encuentra en estado de abandono. Varias llamadas a la centralita del 112 alertaron, poco antes de las ocho de la tarde, de grandes llamas en este paraje situado justo en el límite con la vecina localidad de Abarán. Los ciudadanos que avisaron señalaban, además, que había dos focos distintos de fuego, lo que hace suponer que el incendio pudo ser intencionado.

En las labores de extinción, que se prolongaran durante toda la noche, han intervenido las brigadas forestales de Cieza, Blanca y Ricote, además de dos helicópteros que tuvieron que cesar su actividad poco antes de las nueve de la noche, debido a la falta de luz. También participan bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios de la Región con sede en Cieza, agentes ambientales, la Guardia Civil y la Policía Local. El dispositivo sumó setenta efectivos, que consiguieron estabilizar el incendio alrededor de las 2.30 horas, según fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias 112 de la Región.

Como medida preventiva, fue necesario desalojar dos viviendas, ocupadas por tres personas, aunque anoche ya pudieron regresar a sus propiedades tras pasar el peligro, según indicó un portavoz del 112.

Al lugar se desplazaron el director general de Seguridad Ciudadana y Emergencias, José Ramón Carrasco, y el alcalde de Cieza, Pascual Lucas. El regidor dijo que «hay que actuar enérgicamente contra aquellos que están provocando los incendios que se están produciendo en el municipio en las últimas semanas». Y es que no hace ni siete días, otro virulento fuego se produjo en un solar lleno de maleza junto al cementerio, y hace dos meses, también en el Menjú, ardieron cinco hectáreas.

Tras la intensa madrugada de trabajo, durante la mañana de este jueves 30 efectivos siguen trabajando en la zona del incendio, que ya ha podido ser controlado.

Este paraje de alto valor ecológico es un espacio natural situado junto al río Segura, entre los municipios de Cieza y Abaran. En él conviven numerosas especies arbóreas propias del denominado bosque de ribera y animales en peligro de extinción.