El Consistorio de Cieza achaca la rescisión del parking de Gran Vía a la concesionaria

Entrada de vehículos en el aparcamiento subterráneo de Gran Vía. / A. G.
Entrada de vehículos en el aparcamiento subterráneo de Gran Vía. / A. G.

El Pleno resuelve el contrato y se defenderá en los tribunales ante la demanda de la empresa, que reclama 5 millones de indemnización

ANTONIO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Cieza ha aprobado la resolución del contrato de concesión de obra pública sobre la construcción y explotación del aparcamiento subterráneo de vehículos en Gran Vía y la avenida de Italia. La empresa adjudicataria de este servicio presentaba hace un año la renuncia unilateral y solicitaba la resolución del contrato alegando que, en los años que viene funcionando esta infraestructura, no ha propiciado el rendimiento económico esperado. Posteriormente, interponía una demanda judicial exigiendo al Consistorio una indemnización en torno a los 5 millones de euros. Cantidad que sigue pidiendo a día de hoy.

El Pleno, tras el informe del Consejo Jurídico de la Región, que avala el procedimiento de tramitación que está siguiendo la Administración municipal ciezana, ha refrendado una resolución declarando a la empresa concesionaria responsable de la rescisión del citado contrato. Así las cosas, serán los tribunales los que tendrán que fijar la liquidación de la citada cancelación contractual, salvo que ambas partes alcancen un acuerdo, algo que, «si no imposible, es bastante difícil», según advierte el concejal de Hacienda, Antonio Ignacio Martínez-Real.

El Consistorio se vio abocado a iniciar dicho expediente de resolución con la empresa concesionaria tras el mencionado informe jurídico que determinó que el procedimiento es obligatorio. Así, la resolución del contrato se planteó de forma unilateral por parte de la mercantil, la cual alega una serie de deficiencias y de falta de ingresos que la han llevado a decidir suspender la relación contractual.

La UTE adjudicataria dejó la explotación del servicio al detectar una demanda muy baja

Con respecto al acuerdo adoptado por la Corporación municipal, la empresa, consultada por 'La Verdad', ha respondido textualmente que «la dirección de Parking Gran Vía Cieza manifiesta que no va a hacer declaraciones porque el asunto está ya judicializado ante los tribunales competentes. Por lo tanto, no lo hará por respeto a las instituciones judiciales. No desestimamos, más adelante, emitir comunicado alguno».

«Mala fe»

Por su parte, el concejal independiente de Ciudadanos Centristas Ciezanos, José Luis Vergara, manifestó ayer que la rescisión del contrato es «imputable a la empresa», mostrando su oposición a las alegaciones empresariales. «La concesionaria -aclaró- pretende responsabilizar al Ayuntamiento por endosarles un negocio ruinoso, acusándole incluso de mala fe al permitir la existencia del aparcamiento en superficie en la explanada de la calle García Lorca, próxima al parking».

Vergara ha aportado documentación gráfica de fotos aéreas oficiales de 2002 a 2013, secuencia en la que «se demuestra», según afirma, que «se ayudó en exceso a la empresa del parking, suprimiendo casi 270 plazas de aparcamiento en superficie en los aledaños y que el solar de la calle García Lorca existía años antes de la construcción del subterráneo, algo que la concesionaria solo denuncia en 2016, por lo que yo sí tildo de mala fe jurídica las penosas alegaciones de la empresa Parking Gran Vía UTE».

«Lo único que parece cierto -subraya el edil independiente- es que esta empresa quiso hacer el negocio de su vida desde el minuto uno gracias a la multitudinaria supresión de plazas en las calles aledañas (anexas al paseo, su prolongación, plaza de las Cortes y avenidas de Italia y Jiménez Castellanos), casi 300 en total. Con esas expectativas de monopolio propuso, y consiguió, ampliar las plazas ofertadas de 200 a 340 (más 20 gratuitas) y un precio abusivo de 30.000 euros por plaza, o sea, el metro cuadrado más caro que el de cualquier piso de la zona, 2.400 euros, para un trozo de hormigón pintado más zonas comunes», indica Vergara.

Por lo que se encontró «con una demanda muy por debajo de la prevista, ya que ni siquiera las plazas son en propiedad, sino una simple concesión a 40 años vista. Por eso, por haber acudido a una masiva financiación externa, contraviniendo el contrato, y por una pésima gestión empresarial se vieron abocados a su propia ruina, ruina que ahora, en 2018, no sería tal, pues el aparcamiento subterráneo es usado a diario por casi 200 vehículos», concluye.

Temas

Cieza
 

Fotos

Vídeos