Fin de semana negro en Cieza con cinco accidentes de tráfico

Personal sanitario atiende al conductor de la motocicleta herido en el accidente del viernes 15 de marzo en Cieza./Policía Local de Cieza
Personal sanitario atiende al conductor de la motocicleta herido en el accidente del viernes 15 de marzo en Cieza. / Policía Local de Cieza

Una colisión fronto-lateral entre un turismo y una motocicleta en la noche del viernes 15 de marzo, el percance más grave al dar como resultado dos heridos, uno de ellos requerirá intervención quirúrgica

ANTONIO GÓMEZCieza

Frenética crónica de sucesos durante el fin de semana en la ciudad de Cieza, según informaron este lunes fuentes de la Policía Local, con hasta cinco accidentes de tráfico, incluidos dos atropellos y otras tantas detenciones. El percance de circulación más grave tuvo lugar el viernes 15 de marzo por la noche, una colisión fronto-lateral entre un turismo y una motocicleta en la confluencia de la Gran Vía Juan Carlos I y la calle Buen Suceso.

El conductor de la motocicleta, repartidor de pizzas, resultó herido y fue atendido por una ambulancia medicalizada y trasladado, en primera instancia, al hospital Comarcal Lorenzo Guirao para ser derivado posteriormente al hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. La víctima sufre diversos politraumatismos que requerirán intervención quirúrgica. El conductor del turismo también precisó asistencia sanitaria, pero sus heridas eran leves, por lo que fue dado de alta hospitalaria esa misma noche.

Por otro lado, un conductor estrelló su vehículo contra una farola también este fin de semana y dio positivo en alcoholemia posteriormente. El turismo se salió de la vía sin que el chófer y su acompañante sufrieran heridas de gravedad.

Vehículo implicado en el accidente de un turismo frente a una farola.
Vehículo implicado en el accidente de un turismo frente a una farola. / Policía Local de Cieza

A este siniestro se sumó un aparatoso accidente con tres heridos el sábado 16 de marzo por la tarde en el kilómetro 8 de la carretera comarcal B19 en el que se vieron implicados dos turismos. Las personas afectadas fueron atendidas 'in situ' por las asistencias sanitarias y trasladadas después al servicio de urgencias del hospital Comarcal Lorenzo Guirao.

Los dos turismos implicados en el accidente que tuvo lugar en la carretera B19.
Los dos turismos implicados en el accidente que tuvo lugar en la carretera B19. / Policía Local de Cieza

Por otra parte, también se produjeron dos atropellos leves a dos peatones, uno de los cuales precisó ser derivado al servicio de urgencias del citado Hospital, recibiendo posteriormente el alta sin mayores consecuencias. En el otro accidente una mujer recibió un golpe leve de un turismo mientras cruzaba por un paso de peatones.

Otro conductor perdió el control de su vehículo al sufrir una crisis epiléptica y acabó en un accidente a la altura de la iglesia de Santa Clara, en una zona bastante concurrida de gente con un parque infantil aledaño, donde acabó chocando contra una palmera. Testigos presenciales, que ayudaron en primera instancia al conductor, señalaron que vieron cómo el hombre, inconsciente, echaba 'espumarajos' por la boca mientras el vehículo seguía circulando antes de toparse con el árbol. El coche quedó derrapando de las ruedas delanteras hasta que una persona quitó el contacto para evitar el peligro de que el turismo se hubiera incendiado. Una ambulancia trasladó al herido a un centro sanitario, quedando hospitalizado en observación.

Al margen de los accidentes de tráfico, el sábado 16 de marzo por la tarde fueron detenidos dos varones por pelearse en la vía pública y desobedecer posteriormente a agentes de la Policía Local. El suceso tuvo lugar en un conocido local de copas. Los dos implicados mostraron una fuerte resistencia, por lo que los efectivos de la Policía y la Guardia Civil tuvieron que emplearse a fondo para poder reducir y engrilletar a los dos varones. Fueron detenidos por alteración del orden público, desobediencia y resistencia grave.

La única nota positiva a un fin de semana lleno de percances la puso un ciudadano que se personó en dependencias policiales y entregó una cartera billetera de color negro que había encontrados y contenía en su interior la tarjeta de identificación de su propietario y 1620 euros.