El ciezano Manuel Sánchez se lleva el primer premio del concurso de pintura

Las autoridades municipales y los artistas ganadores posan con sus obras en la entrega de premios. / c. caballero
Las autoridades municipales y los artistas ganadores posan con sus obras en la entrega de premios. / c. caballero

El certamen al aire libre, la procesión del Patrón y cuatro artistas en la zona joven pusieron el broche de oro a la feria

CLAUDIO CABALLERO

La ciudad de Cieza y su entorno tienen mucho que ofrecer y así lo supieron captar los pintores que, el pasado sábado, y coincidiendo con el último día de las fiestas en honor a San Bartolomé, participaron en la quinta edición del Concurso de Pintura al Aire Libre Rincones de Cieza, organizado por el Ayuntamiento. El ciezano Manuel Sánchez Lucas resultó el ganador de este concurso, cuyo fallo tuvo lugar en la terraza exterior de la biblioteca municipal Padre Salmerón. El jurado, presidido por la pintora ciezana Paulina Real e integrado por el doctor y la licenciada en Bellas Artes Antonio Moreno Marín y Ana Martínez González, le otorgó el primer premio a Sánchez, dotado con 1.000 euros, que han sido donados por la empresa mixta Aguas de Cieza.

Adrián Marmolejo Clarhed, Miguel Ángel Rivas Mejías, Ana Sánchez Lucas y Alberto Márquez Ruiz obtuvieron el segundo, tercero, cuarto y quinto premios, que entre todos ellos suman un montante total de 1.850 euros.Por otro lado, el jurado también concedió el primer premio de la categoría infantil y juvenil a Isabel María Pérez Granados, con 100 euros. En la lectura del fallo, la presidenta del jurado, Paulina Real, elogió el alto nivel de los concursantes y animó a la participación de los más jóvenes en próximas ediciones.

Decenas de vecinos acudieron a correr bajo los petardos de la traca, que anunció el final de los festejos

Este certamen, que cumplió su quinta edición dirigida a adultos y niños, congregó a participantes profesionales y aficionados de distintas partes geográficas, que pudieron realizar una obra con estilo y técnica libres, sobre paisajes naturales y urbanos de Cieza. Los cuadros terminados, pero sin firmar, se entregaron a la seis de la tarde, para que el jurado pudiera valorarlos sin dejarse influir por su autoría.

Más música

El último día de las fiestas patronales también estuvo marcado por la misa y posterior procesión de San Bartolomé, que salió desde la iglesia de la Asunción a las ocho de la tarde, y por la sesión de música celebrada por la noche en la zona joven, donde se escuchó hasta a cuatro artistas diferentes. A la una de la madrugada, la traca anunció el fin de la feria, una sesión de petardos que congrega cada año a decenas de valientes para correr bajo la pólvora.