De la Cierva reclama 156 millones de un fondo estatal para paliar la infrafinanciación

El consejero Fernando de la Cierva, ayer, explicando el impacto de la infrafinanciación. / carm
El consejero Fernando de la Cierva, ayer, explicando el impacto de la infrafinanciación. / carm

El consejero de Hacienda destaca que la Región recibirá este año 200 millones menos, que se sumarán al 'agujero' de los últimos nueve ejercicios

LA VERDAD / EP MURCIA

La infrafinanción que sufre la Región de Murcia pesa como una losa en las cuentas autonómicas, por lo que el consejero de Hacienda, Fernando de la Cierva, reclamó ayer al Gobierno central un balón de oxígeno de 156 millones de euros con cargo al Fondo de Competitividad para paliar el desequilibrio que genera el sistema de financiación autonómica, todavía sin renovar. De la Cierva destacó las conclusiones del informe realizado por Analistas Financieros Internacionales, que ha cuantificado en 7.519 millones de euros los fondos del Estado que ha dejado de recibir la Región de Murcia durante nueve años, como adelantó 'La Verdad' el pasado domingo.

El consejero compareció para exigir al Ejecutivo central que «haga efectivo inmediatamente» el reparto entre las comunidades autónomas de 1.600 millones de euros correspondientes al remanente del Fondo de Competitividad del Presupuesto de 2018, de los que a la Región de Murcia le corresponden 156 millones, para compensar así las consecuencias de la infrafinanciación.

De la Cierva explicó que «ante la decisión de Pedro Sánchez de paralizar la reforma del sistema de financiación autonómica, el Gobierno central debería activar los mecanismos para paliar la infrafinanciación, con medidas compensatorias que hemos reclamado en varias ocasiones a la ministra de Hacienda y de las que no hemos recibido respuesta».

Señaló que el actual sistema sitúa a la Región de Murcia como la peor financiada de España, junto con la Comunidad Valenciana, ya que «recibe 180 euros menos por habitante que la media de las comunidades y 846 menos que la mejor financiada, que es Cantabria, para prestar los servicios públicos esenciales, es decir, sanidad, educación y servicios sociales». A su juicio, «se trata de un modelo injusto, complicado, poco transparente y de resultados impredecibles, que ha generado diferencias entre territorios completamente inaceptables e injustificadas».

Impacto en la deuda

La infrafinanciación de 7.519 millones de euros cuantificada por Analistas Financieros Internacionales va en paralelo con el incremento de la deuda, con un montante similar, para costear los servicios básicos de sanidad, educación y prestaciones sociales. «Esto supone que el 85% de la deuda regional corresponde a la falta de financiación justa y adecuada para la Región de Murcia, sostenida en el tiempo, por lo que reclamamos al Gobierno central que inicie cuanto antes un proceso de reestructuración y mutualización de esa deuda», añadió De la Cierva.

Este año, la Región recibirá 200 millones de euros menos, indicó el consejero, «ya que el sistema nos mantiene con un fondo de suficiencia negativo, a pesar de que somos una de las comunidades con menor capacidad fiscal, circunstancia que solo sucede en otras regiones de alta capacidad fiscal, como son Madrid y Baleares». Esto se debe a la aplicación de la garantía de 'statu quo', que es el mecanismo del sistema que permite a algunas comunidades autónomas mantener privilegios a costa de que otras se mantengan infrafinanciadas.

Apuntó que del total de fondos que recibe la Región para financiar sus servicios públicos, el 91% procede de los impuestos que pagan los murcianos, y solo el 9% restante de los fondos de nivelación, aquellos que precisamente deberían estar compensando a la Región.

Murcia y Valencia se pusieron a la cabeza del déficit en noviembre

La Región de Murcia registró un déficit de 240 millones de euros en noviembre pasado, lo que equivale al 0,76% del Producto Interior Bruto (PIB) e implica un descenso del 24,53% respecto al mismo periodo de hace un año, según las cifras hechas públicas por el Ministerio de Hacienda y Función Pública. El dato casi duplica el déficit autorizado, a la vez que se trata del segundo más alto por comunidades, solo inferior al de la Comunidad Valenciana (0,78%).

A nivel nacional, el déficit del conjunto de las administraciones públicas, excluidas las corporaciones locales, se situó en el 1,49% del PIB hasta noviembre de 2018, a falta de solo un mes para cerrar el ejercicio, hasta los 18.048 millones de euros, un 28,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. Según los datos del Ministerio de Hacienda, esta mejora de los 'números rojos' es consecuencia de un crecimiento de los recursos no financieros del 6,7%, destacando el aumento del 7,5% de los impuestos y del 4,9% de las cotizaciones sociales.

El conjunto de las autonomías ha pasado de registrar un superávit de 363 millones en noviembre de 2017 (el 0,03% del PIB) a un resultado positivo de 1.341 millones en el mismo periodo de 2018, el 0,11% del PIB. Los gastos de estas administraciones se han incrementado un 4,8% interanual, mientras que los recursos aumentaron un 5,5%. En esta evolución, explica Hacienda, han influido de manera determinante los mayores recursos netos procedentes del sistema de financiación autonómica, que crecieron un 3,8%, lo que supone 3.514 millones de euros más que el año anterior.