Científicos del CSIC medirán el impacto de la basura en siete zonas protegidas de la Región

Tres muflones en la Sierra de la Muela./LV
Tres muflones en la Sierra de la Muela. / LV

Técnicos del CSIC quieren saber si hay presencia de fitosanitarios, metales pesados, derivados de plástico o medicamentos en las lagunas molinenses de Campotéjar, los saladares del Guadalentín, las sierras de la Torrecilla y del Gigante y de La Muela y Cabo Tiñoso y el mar Menor

EFE

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas analizarán el impacto del abandono de basura en 140 Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA) para detectar la presencia de fitosanitarios, metales pesados, derivados de plástico o medicamentos.

En la Región de Murcia están incluidas las lagunas molinenses de Campotéjar, los saladares del Guadalentín, las sierras de la Torrecilla y del Gigante y de La Muela y Cabo Tiñoso y el Mar Menor.

La iniciativa forma parte del proyecto Libera, de SEO/BirdLife financiado Ecoembes y dentro de la misma, la oenegé conservacionaista va a identificar y cuantificar la presencia de productos contaminantes provocados por la «basuraleza» en 140 IBA, de las 469 identificadas en España, para lo cual se van a tomar muestras de agua, suelo y excrementos de animales silvestres.

Las zonas seleccionadas atienden a los siete hábitats más representativos para garantizar la conservación de la biodiversidad europea: Acuático de interior, hábitat agrícola y parameras, bosque atlántico, bosque mediterráneo, bosque de ribera, hábitat costero y de montaña y rocoso.

«Por responsabilidad, SEO/BirdLife no podía aplazar más este trabajo de investigación »ha explicado la directora ejecutiva de SEO/BirdLife Asunción Ruiz, para quien el abandono de residuos en la naturaleza está poniendo en peligro «que nuestros recursos naturales sean seguros para la salud de todos»

El consejero delegado de Ecoembes, Óscar Martín ha indicado que «sólo con la investigación seremos capaces de evaluar su impacto y así encontrar las soluciones adaptadas. Más conocimiento implica más sensibilización, mayor prevención y por lo tanto mayores posibilidades de éxito».

Los impulsores de la iniciativa recuerdan, en un comunicado, que según un informe de 2016, 800 especies marinas o costeras están afectadas por ingestión de residuos abandonados en la naturaleza y se estima que un 17 % de las especies afectadas están incluidas en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos