Más de cien personas han necesitado asistencia este verano por el intenso calor

Una mujer se abanica para mitigar el calor ayer en Murcia. /Alfonso Durán/ aGM
Una mujer se abanica para mitigar el calor ayer en Murcia. / Alfonso Durán/ aGM

Salud está a la espera de confirmar si un fallecido en Fuente Álamo sufrió una hipertermia

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

La intensa ola de calor que azota la Región esta semana podría estar detrás del fallecimiento, el pasado martes, de un hombre de 44 años que se derrumbó en plena calle, en Fuente Álamo, sin que los servicios sanitarios pudiesen hacer nada por su vida. El servicio de Epidemiología de la Consejería de Salud está a la espera de analizar el resultado de la autopsia, realizada en Cartagena, para determinar si se trata de la primera muerte de este verano atribuible directamente al efecto de las altas temperaturas.

El director general de Salud Pública, José Carlos Vicente, confirmó que, hasta ayer, no había ninguna otra notificación por posibles fallecimientos ocasionados por golpes de calor en la Región. En cuanto a casos graves, se han registrado dos ingresos en UCI hasta la fecha, uno en el Morales Meseguer y otro en La Arrixaca. Una mujer de 66 años permanece hospitalizada en este hospital tras sufrir una hipertermia en su propio domicilio.

En Atención Primaria, el número de atendidos por síntomas leves relacionados con las altas temperaturas asciende a 104 desde que comenzó el verano, según datos de la Consejería de Salud.

Meteorología prevé que las temperaturas empiecen a dar un respiro a partir de mañana

Sigue la alerta máxima

Para hoy, se mantiene activada la alerta máxima por altas temperaturas en la Región, después de que ayer se batiesen récords, con 43,8 grados en Molina de Segura, 42,9 en Alhama, 42,4 en Murcia y 42,2 en Cieza. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) confía en que las temperaturas empiecen a dar un respiro a partir de mañana. Salud Pública hace un llamamiento para que se extremen las precauciones y se evite la exposición al calor, especialmente durante las horas centrales del día. Los trabajos a pleno sol deben realizarse en los momentos de menor intensidad térmica, y siempre con abundante hidratación.

Como ayer informó 'La Verdad', los sindicatos advierten de que hasta el 25% de los trabajadores están expuestos a 'estrés térmico', lo que significa un riesgo para su salud si no se adoptan las medidas de prevención adecuadas. Ancianos y niños también son especialmente susceptibles a los efectos del calor. Por ello, hay que vigilar que estén convenientemente hidratados y que no se exponen a altas temperaturas.