«Los certámenes de belleza también deben apostar por la inclusión»

Sandra Grohs. / A. DURÁN / AGM

Sandra Grohs es la representante de Murcia en Miss Mundo España 2019

MARIELA FASOLI

Sandra Grohs (San Javier, 1993) no es una Miss Murcia al uso. En cuanto a sus orígenes, tiene ascendencia alemana por parte de padre y alicantina gracias a su madre. Con respecto a sus lugares de residencia, ha vivido en La Manga, donde se crió hasta los 18 años; Murcia capital, Madrid, Oviedo, Santiago de Compostela y Alemania. Y de profesión es médico especializada en estética. Por otro lado, su experiencia en el mundo de la pasarela y la belleza no es extensa, aunque digna de mención. Su primer contacto con este mundo fue a los 14 años, cuando obtuvo el título de Miss La Manga, y a los 23 realizó un anuncio para una marca de agua mineral, entre otros pequeños trabajos. Mañana parte hacia Melilla para participar en el certamen de belleza Miss Mundo España.

-Usted es médico de profesión. ¿Cómo acabó compitiendo para el concurso de Miss Mundo España?

-Me había planteado retomar el tema de la moda, que lo había dejado aparcado por los estudios. Y cuando estaba trabajando en una clínica privada en Cartagena contactaron conmigo los organizadores del certamen a nivel nacional para que me presentase y pudiera representar a mi Región. Me hizo mucha ilusión y vi en ese contacto una oportunidad de vivir una experiencia enriquecedora y que me va a dar la oportunidad de conocer a mucha gente.

-¿Qué papel cumple para usted este certamen en la actualidad?

-En primer lugar, Miss Mundo anima a las candidatas a presentar un proyecto social, una inciativa que concuerda con el lema del certamen, que es 'belleza con un propósito', y que cobra peso en la competición. Gracias a esta acción aportamos nuestro granito de arena a la sociedad. Además, es una oportunidad para las chicas y los chicos -ya que hay certámenes de belleza para hombres también- que se presentan a estos concursos de darse a conocer y relacionarse con personas del sector.

-¿Cómo piensa que ha cambiado Miss Mundo a lo largo de su historia?

-Antes solo se valoraba la belleza externa y las mujeres tendían a mostrarse como un objeto a la hora de desfilar, pero eso ha ido cambiando. A pesar de ello, pienso que aún hay que progresar mucho más en todos los ámbitos y apostar por la inclusión, los distintos tipos de cuerpo y hacer que todo el mundo se sienta a gusto y bello.

-¿Qué valores cree que defiende el certamen?

-Trata de demostrar que las chicas guapas no somos floreros, que hay muchos tipos de belleza y que somos personas entregadas y trabajadoras.

-¿A qué pruebas se someterá en la competición nacional?

-En primer lugar voy a presentar un proyecto social, que versará sobre el ocio inclusivo y el cuidado del medio ambiente, y lo presentaré de la mano de la asociación Plogging RRevolution y de la entidad de ocio inclusivo para personas con discapacidad intelectual SOI, de Cartagena. Otra prueba es deportiva, en concreto, de resistencia.

-¿Incluye alguna más?

-Sí. Por otro lado, debemos hacer un desfile en traje regional y otro que realizan las ganadoras al final de las pruebas. Junto a la asociación de artesanos y Trajes Beatriz decidimos que el regional será el de cartagenera, y ellos me ha cedido el traje bordado a mano de forma artesanal. Con respecto al vestido de la final, quiero destacar que tiene un significado. Cuando contacté con el diseñador Emilio Salinas le pedí que el vestido se realizara con materiales reciclados, y así lo hizo. Consiguió una tela hermosa, y algunos elementos están realizados con plástico reciclado y bordados a mano por una cooperativa de mujeres en riesgo de exclusión social de la India.

Otra prueba es la de talento, y presentaré una coreografía de yoga acrobático. Por último, hay una prueba de redes sociales (sandragrohsdiez en Instagram y Miss World Sandra en Facebook)en la que el público participa votando durante el certamen.