Causan un apagón en calles del Infante de Murcia al arrancar cable para robarlo

Los daños producidos por los dos sospechosos, que trataron de huir a la carrera, ascienden a más de 50.000 euros

EFE

Dos hombres, de 27 y 38 años de edad, fueron detenidos en la madrugada de ayer como supuestos autores del robo de cable del alumbrado público, al ser sorprendidos con las manos en la masa en la calle Pedro Antonio del barrio del Infante Don Juan Manuel. Se da la circunstancia de que una zona de esa barriada se había quedado sin luz debido a su actuación, según confirmaron fuentes municipales.

Los hechos ocurrieron en torno a la una de la madrugada, cuando los datos facilitados por un testigo del robo permitieron a la Policía Local localizar a los supuestos delincuentes. En concreto, fueron sorprendidos por agentes del Grupo Especial de Seguridad Ciudadana y, aunque los ladrones emprendieron una veloz huida en direcciones diferentes para dificultar la actuación policial, fueron finalmente atrapados después de una persecución que se prolongó durante unos centenares de metros. Los sospechosos acabaron siendo detenidos en las inmediaciones de los centros comerciales Carrefour y Media Markt.

La inspección realizada posteriormente por los funcionarios municipales permitió constatar que también se habían quedado sin alumbrado las calles Fotógrafo Tomás Lorente y Festero Juan José Capel, así como la plaza San Benito, todas ellas próximas a la calle Pedro Antonio.

Los agentes, acompañados de personal de la empresa de alumbrado público, pudieron observar que habían sido cortados los cables de varias arquetas y que, tirando de ellos, los ladrones habían logrado extraer varios metros de instalación eléctrica para apoderarse de la misma y revenderla en chatarrerías.

Esta maniobra había producido que el número de voltios que pasaban por el circuito aumentara hasta los 380, provocando que se dañaran las lámparas tipo led de varias calles cercanas (un total de 17). El coste de esos daños adicionales asciende a unos 3.000 euros y el total supera los 50.000 euros.

Los detenidos, españoles y con domicilio en Alcantarilla y Murcia, han sido puestos a disposición del juez.