Un vertido de petróleo obliga a Repsol a activar el protocolo anticontaminación

Restos de hidrocarburo en la rambla de Escombreras, junto a la refinería de Repsol, este sábado./Pablo Sánchez / AGM
Restos de hidrocarburo en la rambla de Escombreras, junto a la refinería de Repsol, este sábado. / Pablo Sánchez / AGM

La empresa pone boyas y despliega una brigada de limpieza en la rambla de Escombreras, y afirma que las lluvias causaron de noche «un leve arrastre de hidrocarburo aceitoso»

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

Un vertido de petróleo a la rambla de Escombreras desde la refinería obligó en la mañana de este sábado a Repsol a activar el protocolo anticontaminación. La multinacional afirmó que las precipitaciones torrenciales causaron de madrugada «una salida de agua de lluvia con un leve arrastre de hidrocarburo aceitoso». La Guardia Civil investiga, en todo caso, si la mancha de fuel afectó a las aguas del puerto, dado que se extendió sobre unos 500 metros cuadrados del cauce y llegó a la desembocadura.

La compañía, que avisó del incidente al 112 y a la Consejería de Medio Ambiente, desplegó en el cauce público situado, junto a la factoría, una brigada de limpieza. Además, según fuentes de la Comunidad Autónoma, colocó boyas para contener la salida del líquido industrial. La intervención de un equipo de la Autoridad Portuaria de Cartagena intentó evitar la llegada del fuel al Mar Mediterráneo.

«Se ha activado el protocolo de actuación para restablecer la situación, que está controlada. Todas las administraciones han sido informadas en tiempo y forma», aseguraron fuentes de Repsol. La empresa no precisó la cantidad arrojada a la rambla. Y fuentes del Ayuntamiento de Cartagena indicaron que, según la inspección realizada por la tarde por técnicos de Medio Ambiente y agentes de la Policía Local, el derrame de fuel afectó a unos 500 metros cuadrados y se inició en una balsa de residuos situada en la refinería. Al parecer, ocurrió alrededor de las siete de la mañana.

A instancias de la alcaldesa, Ana Belén Castejón, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) abrió una investigación. La regidora tuvo conocimiento del suceso hacia las doce del mediodía, mediante un aviso telefónico del director de la refinería, Joaquín García-Estañ. En un comunicado, el gobierno local añadió que ha solicitado «que se analice el alcance de los daños y las posibles responsabilidades que pueden derivarse de los mismos».

Fuentes de la CHS indicaron que personal de Comisaría de Aguas y tomó muestras y que, si de su análisis se confirma la presencia de hidrocarburos, «abrirá un expediente sancionador y, en su caso, dará traslado a la Fiscalía». Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil recorrieron la rambla y la dársena, tomaron fotografías y levantaron acta.

MC denuncia ocultación

El suceso fue desvelado públicamente por el partido político MC, que denunció la «ocultación» de lo ocurrido por los gobiernos regional y local, de PP y PSOE respectivamente. «Se ha producido un hecho grave en el entorno de la refinería, del que no se ha informado en los canales oficiales», denunció el presidente de MC, Jesús Giménez. «Una vez más, comprobamos que las administraciones tapan los sucesos que afectan a las grandes empresas», en vez de exigirles que protejan «la salud de las personas y de hacerles cumplir los protocolos y normas de seguridad», añadió Giménez.