Verano azul

Iván Baena, Alejandra Alfaro, Elena Martínez, Pepe Moreno, Javier Argudo, Francisco Argudo, Mónica Sánchez, Antonio Sánchez, Cristina Balseiro, Marta Carrión, con David Alonso en cuclillas, junto al chiringuito Verano Azul de Cabo de Palos. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Iván Baena, Alejandra Alfaro, Elena Martínez, Pepe Moreno, Javier Argudo, Francisco Argudo, Mónica Sánchez, Antonio Sánchez, Cristina Balseiro, Marta Carrión, con David Alonso en cuclillas, junto al chiringuito Verano Azul de Cabo de Palos. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

TOMÁS MARTÍNEZ PAGÁN

Comentaba el diputado nacional de Ciudadanos, Miguel Garaulet, en la conferencia, organizada por Cartagena Avanza que dio en el Casino de nuestra Trimilenaria la pasada semana, que el municipio debería ser la capital turística de la Región. Como todos sabemos, no le falta razón. De sobra es conocida la capacidad del municipio para ello. Su historia, sus museos, sus paisajes, sus campos de golf, sus fiestas y tradiciones y, ¡cómo no!, sus magníficas costas y playas así lo acreditan.

Hoy quiero unir costa y fiestas a través del chiringuito situado junto al faro de Cabo de Palos, Verano azul, que presta un servicio de calidad indiscutible y necesario en ese singular entorno, con sus acantilados, sus escarpes y sus calas (Fría, del Muerto, Colorada y Las Escalerillas). Se nos alegra el alma y nos cambia el semblante cuando vemos emerger en solitario, en medio de lo que antes era un lejío abandonado a su suerte, las fantásticas y cuidadas instalaciones de Verano azul, muy visitado y conocido en la Región y fuera de ella.

Este establecimiento tiene una de las mejores hechuras de la costa cartagenera y da ejemplo de excelencia en un sector tan demandado por el turista de sol y playa y del que tanto depende la Región, en especial nuestra querida Trimilenaria. Su creador, Antonio Sánchez, chirretero por haber nacido en Los Nietos, empeñó parte de sus ahorros en la idea de que «otra forma de dar servicio a los turistas es posible y necesaria». Antonio se formó en el emblemático colegio del Patronato, de donde pasó a los Franciscanos y, posteriormente, al IES Isaac Peral. De allí salió hacia la emblemática Escuela de Peritos del Paseo de Alfonso XIII, donde finalizó su formación.

«Tras una comida en el chiringuito, un festero nos habló de un juego de Carthagineses y Romanos en internet»

Con su personalísima manera de dirigir, y ayudado por el chef Francisco Trigo, Antonio ha mejorado el concepto ideado por Leonardo Crespo (actual chef del 'Club 8') en 2013, en lo que se refiere al trabajo de cocina y al tratamiento de los pescados salvajes y frescos del día. Allí los cocinan sin aditamentos y respetan su sabor propio, sin florituras o engalanamientos que distraigan el paladar. En Verano azul también se aseguran de que sus productos han sido atrapados con artes pesqueras tradicionales.

En un entorno espectacular, exquisitamente decorado con obras de arte de Ismael Cerezo, Domingo Llor y Victoria Soto entre otros, nos reunimos para sentarnos a la mesa un buen grupo de festeros, dispuestos a darnos un homenaje gastronómico, hace unos días. Empezamos con un espumoso, Follador Proseco Treviso, un vino italiano perfecto en su relación calidad-precio. En copa se mostró fino y armonioso, con un bouquet rico y floral y aromas vegetales que acompañaron de maravilla a la ensalada de tomate en rama, aceitunas y bonito en salazón pelado y con corte doble grueso y bien regado de aceite de oliva. Además, nos pusieron unos minicuencos de alioli casero, tomate rayado y pan tostado.

Seguimos con la misma bebida para tomar un surtido de salazones (huevas de maruca y de mújol, mojama extra de atún y almendras marconas recién fritas). Entre sorbo y sorbo, llegaron los mariscos de concha: mejillón al vapor con laurel y limón, escupiñas a la plancha y unas coquinas de Huelva.

Seguimos con unas espardeñas salteadas, acompañadas de un camarón cocido, y con un pulpo crujiente, servido junto a unas delicias de boquerón, abiertas sin cabeza ni espinas, y unas puntillas frescas. El plato fuerte fue una gallineta de Cabo Palos, frita en aceite virgen extra, que este restaurante selecciona cada día y muestra en mesa antes de cocinarla. De postre, fruta y helado artesano. Fue un festival de sabores.

Entrados ya en el mundo del hielo, Antonio nos dirigió unas palabras. «En los Rasos de Cabo de Palos, detente un momento; levanta tus ojos, mira alrededor y comprenderás que estás en un lugar único y privilegiado. Disfrutarás el azul infinito del mediterráneo, su aroma a sal que tanto nos atrae; sentirás el tótem del faro erguido, valiente, siempre esperando para guiarnos, desde hace más de 150 años, además de las calas que lo envuelven. Disfruta, obtén y llévate la felicidad de este momento para compartirla», nos dijo.

El disfrute de fin de verano se juntó con la proximidad de Carthagineses y Romanos. David Alonso, vocal del Senado Romano, nos informó detalladamente sobre 'Rétame y Aprendo', un juego nacido en el seno de la UPCT, con la colaboración del Senado Romano, y en el que cartagineses y romanos demostrarán sus conocimientos sobre las Fiestas. El presidente de esta última institución festera, Pepe Moreno, le encargó a David potenciar el conocimiento de la historia entre el colectivo festero, y de ahí nació este programa educativo que combina elementos lúdicos y formativos (ludificación).

El concurso se desarrolla a través de 'UPCTplay', la plataforma de juegos aplicados a la docencia desarrollada por el Centro de Producción de Contenidos Digitales de la Politécnica de Cartagena. Los participantes pueden utilizar su móvil para disputar las partidas, accediendo a la plataforma con cualquier navegador de internet. En su segunda edición, realizada el pasado curso, participaron 6.000 alumnos de Secundaria y Bachillerato. Confían que esta participación aumente gracias al 'spot' publicitario recién rodado en el que aparecen festeros en el campamento, ataviados con los trajes de época.

Otro éxito más del ingenio cartagenero del que resulta muy apropiado hablar encontrándonos, como nos encontramos ya, camino del pregón de la alcaldesa, Ana Belén Castejón. Les dejo con una reflexión: «No todos los días podrán ser buenos, pero siempre hay algo bueno cada día». Espero que el día de hoy traiga algo bueno a todos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos