Vecinos del Llano piden a la Comunidad oírles antes de sellar balsas

Vecinos de Llano del Beal, a las afueras del pueblo, en agosto de 2018. / pablo sánchez / agm
Vecinos de Llano del Beal, a las afueras del pueblo, en agosto de 2018. / pablo sánchez / agm

La plataforma ciudadana de la Sierra Minera cuestiona el gasto de 5,5 millones en El Lirio y defiende intervenir cerca de viviendas y colegios

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

La Plataforma de Afectados por Metales Pesados de la Sierra Minera, integrada en el colectivo ciudadano 'A por el 45', mostró ayer su «disconformidad» con la decisión de la Consejería de Medio Ambiente de dar prioridad a las obras de estabilización y restauración ambiental del depósito El Lirio, situado junto al complejo residencial La Manga Club, frente a las balsas de residuos situadas en la localidad de Llano del Beal, a pocos metros de viviendas y espacios públicos.

«No entendemos cómo se puede priorizar otros intereses, posiblemente urbanísticos o relacionados con el atractivo urbanístico de la zona, como es la creación de campos de golf o viviendas residenciales de lujo, ya que estos terrenos están supuestamente dentro del proyecto princesa de Atamaría», manifestaron desde la Plataforma. Aludieron así a la finca La Primavera, situada en su mayoría en el Parque Regional de Calblanque y propiedad de la empresa Tuscola Port SL, que no ha atendido hasta ahora los requerimientos de la Comunidad Autónoma.

Ante esta circunstancia, como adelantó el jueves 'La Verdad', Medio Ambiente iniciará en los próximos días el expediente de ejecución de las obras. Las obras costarán 5,5 millones de euros, de los cuales el Gobierno regional dispone para este año de 3,5. El resto deberá pagarlo en otra u otras anualidades. Después, pasará la factura a la mercantil.

Medio Ambiente ha explicado que la elección de El Lirio obedece a «criterios técnicos y científicos, que dan prioridad a aquellas balsas que presenten riesgo de colapso o de contaminación». Recordaron que esta fue una de las 29 ubicaciones «catalogadas como más urgentes por el Instituto Geológico y Minero de España». La Comunidad también ha pedido a la empresa Portmán Golf que restaure la presa El Descargador, ubicada cerca del Instituto Sierra Minera de La Unión. El presupuesto regional reserva 500.000 euros este año para una posible ejecución subsidiaria en la zona.

Los vecinos argumentaron que el Instituto Geológico y Minero de España «rebatió» en Murcia las decisiones tomadas por Medio Ambiente, en la presentación del Prasam (el Plan de Recuperación Ambiental de los Suelos Afectados por la Minería de la Región de Murcia)». «Dejó claro que la prioridad debería ser la cercanía al pueblo y a las viviendas», ante el riesgo para la salud de la población, indicaron los vecinos.

Los residentes agregaron que la lista oficial incluye «pantanos cerca del Llano». Y se preguntaron «por qué prevalece una balsa alejada de la población, cuando en la diputación del Beal las hay a escasos diez metros de viviendas y colegios públicos», como el San Ginés de la Jara.

Comité de Participación

«¿Por qué deben asumir los murcianos los costes de intervención, cuando es responsabilidad de la empresa?», añadieron en la plataforma. Y afirmaron que la Comunidad actúa «a sabiendas de que jamás recuperará el dinero invertido» y que da la espalda al Comité de Participación Social del Prasam. «Siguen sin tener en cuenta la opinión de los vecinos, que hemos alertado en numerosas ocasiones de que hay zonas con mayor prioridad de actuación», afirmaron. Y cargaron contra la Comunidad por sostener que el Comité está para «enriquecer, complementar o guiar las actuaciones que se consulten».

Los afectados creen que hay un incumplimiento de los artículo 9.2 y 105 de la Constitución Española, del convenio Aarhus y de la Ley 27/2006, sobre participación pública en materia de medio ambiente. Por eso, exigirán «conocer el origen y las condiciones de la autorización del plan de restauración» de El Lirio.