Los vecinos del Llano del Beal piden una inversión como la del Mar Menor para erradicar la contaminación

Protestas de vecinos plantando cruces blancas en las balsas de estériles en el Llano del Beal./PABLO SÁNCHEZ / AGM
Protestas de vecinos plantando cruces blancas en las balsas de estériles en el Llano del Beal. / PABLO SÁNCHEZ / AGM

Los afectados por la problemática ambiental de la Sierra Minera de La Unión piden la puesta en marcha urgente de una Inversión Territorial Integrada

EFECartagena

El portavoz de la Asociación de Vecinos del Llano del Beal, Juan Ernesto Peña, ha reclamado este miércoles la puesta en marcha urgente de una Inversión Territorial Integrada (ITI) como la del mar Menor, para destinar dinero de la UE a eliminar los elementos contaminantes de la Sierra Minera, cuyos efectos ha vinculado con que esta zona tenga los «peores indicadores» económicos, sociales y de salud de la Región.

En su comparecencia ante la Asamblea Regional, que ha abierto una ponencia sobre la problemática ambiental de la Sierra Minera de La Unión y Cartagena, Peña ha incidido en que hay que acometer una actuación «inmediata, integral, directa y coordinada» entre las distintas Administraciones para evitar que los elementos tóxicos potencialmente peligrosos sigan afectando a la salud mediante escorrentías y la dispersión provocada por el viento.

El portavoz vecinal ha remarcado que hay una «deuda histórica» con esta comarca, que ha detallado en que el planeamiento urbanístico impide el desarrollo económico de la diputación, donde viven 1.600 vecinos, mientras que no se ha resuelto el problema que genera la contaminación por metales pesados en la salud que, ha advertido, inciden especialmente en los 400 residentes menores de edad, que presentan índices en sangre de plomo muy superiores a la media.

Estas «carencias tan graves», según Peña, ha generado que los indicadores de paro, actividad comercial, renta per cápita y salud sean los «peores» de la Región, al tiempo que ha alertado de la alta incidencia en enfermedades renales, neurológicas y de limitación cognitiva. «Hay motivos de sobra para estar alarmados», ha apostillado.

Por su parte, el gerente de la Fundación Sierra Minera, Pedro Martos, también ha pedido un plan reforestación y recuperación de los suelos mineros adaptado a las características de cada zona, la restauración de las balsas mineras priorizando en las más cercanas a la población y la limpieza de ramblas para evitar la llegada de estériles a los mares Mediterráneo y Menor.

Más

Al igual que Peña, Martos ha pedido que se acometa la ejecución subsidiaria de estas actuaciones y que la propietaria de los terrenos, Portmán Golf, «cumpla el principio de quien contamina paga», al tiempo que ha criticado la «dejación de responsabilidades» de las administraciones públicas a la hora de exigir a la empresa que costee la recuperación ambiental.

Finalmente, ha resumido que la «cara» de la actividad minera ha sido la creación de un patrimonio cultural y arqueológico, mientras que la «cruz» ha sido la generación de un «territorio profundamente herido», especialmente por la explotación a cielo abierto, que ha generado más de 2.300 depósitos mineros con casi 23 millones de metros cúbicos de estériles potencialmente contaminantes.

Desde los grupos parlamentarios, el diputado socialista Antonio Guillamón ha censurado la «enorme responsabilidad» del Gobierno regional por no haber «exigido» a Portmán Golf la descontaminación de la Sierra Minera, mientras que el parlamentario de Podemos Andrés Pedreño ha puesto el foco en la acción de la empresa. «Portmán Golf tiene que pagar», ha concluido.

Desde la bancada de Ciudadanos, Luis Fernández ha coincidido con los comparecientes en la necesidad de actuar inmediatamente en la zona, mientras que el parlamentario del PP Víctor Martínez-Carrasco ha resaltado la puesta en marcha del Plan de Recuperación Ambiental de los Suelos Afectados por la Minería (Prasam), que establece 30 actuaciones dotadas con una inversión público-privada de 84,8 millones de euros.