Los vecinos denuncian la suciedad y los problemas de tráfico en Torreciega

Un vecino pasa junto a un solar repleto de maleza, en la Avenida Tito Didio, a pocos metros del monumento funerario romano de la Torre Ciega. / fotos: antonio gil / agm
Un vecino pasa junto a un solar repleto de maleza, en la Avenida Tito Didio, a pocos metros del monumento funerario romano de la Torre Ciega. / fotos: antonio gil / agm

Exigen la limpieza de numerosos solares, por la presencia de pulgas y ratas y por el riesgo de incendio, y reasfaltar la carretera regional F55

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

«Hay pulgas, culebras y ratas. Y las ratas son como gatos», resume con un toque de humor y de una forma muy gráfica Teodosio Romero, presidente de la Asociación de Vecinos de Torreciega. Se refiere así al estado que presentan numerosos solares privados del barrio, cuya limpieza lleva pendiente «en algunos casos desde hace un año y medio».

La acumulación de maleza e incluso de basuras supone no solo un deterioro de la higiene pública, sino también un «riesgo de incendio» en terreno que lindan con viviendas, naves industriales y establecimientos comerciales.

La preocupación de los residentes ha aumentado en los últimos días, debido al incendio en la pinada de los antiguos terrenos de Española del Zinc (Zinsa) y con el aumento progresivo de las temperaturas. En el barrio temen que, con el calor del verano, pueda haber algún fuego y que este se propague hacia las zonas habitadas y aquellas donde hay actividades laborales. Como ejemplos, en el colectivo vecinal citan un concesionario de coches y el depósito de vehículos y de contenedores de residuos sólidos domésticos de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), la empresa concesionaria del servicio municipal de limpieza viaria y recogida y tratamiento de basuras.

Los residentes piden renovar las señales y más vigilancia policial, para evitar accidentes

El listado de parcelas descuidadas por sus propietarios abarca las calles Escritor Horario y Constantino, así como las avenidas Tito Didio y Favencia. La tercera es la travesía principal de Torreciega, pues comunica el casco urbano de Cartagena, a la altura de la calle Pintor Portela, con la carretera de La Aparecida y un acceso al polígono Cabezo Beaza.

Uno de los motivos de preocupación en la zona es que, en el caso de Escritor Horacio, «las matas y la hierba han crecido mucho, hay insectos y, además, los críos juegan con unos bloques de construcción que echaron ahí». Aunque la Policía Local tomó fotografías de este entorno hace un tiempo, afirman los vecinos, lo cierto es que las labores de retirada de la vegetación y de fumigación siguen pendientes.

«Hemos presentado escritos en las concejalías de Sanidad y de Medio Ambiente, pero en el Ayuntamiento han llegado a decirnos que los trámites son un proceso largo. Nosotros hemos dado mucho margen, pero estamos ya cansados de meter escritos. La situación es de vergüenza y no podemos consentirlo. Las autoridades deben ponerse las pilas, porque si no nos veremos obligados a salir a la calle para protestar», reclama Romero. Y espera que la nueva corporación municipal actúe con rapidez.

Asimismo, el representante de este colectivo, integrado en la Federación de Asociaciones de Vecinos, avisa de que en el área de Tito Didio «las ratas, las culebras y hasta los conejos cruzan la carretera, lo que además de un peligro para el tráfico es un riesgo para niños y mayores, porque cerca hay un parque infantil», en las inmediaciones del local social.

La inquietud se ha instalado también en el sector de Torreciega a propósito del deterioro de la carretera RM-F55 (o de Los Camachos), que une Tito Didio con Cabezo Beaza mediante un trazado que separa los terrenos de El Hondón de los de Zinsa, ambos contaminados por residuos industriales.

'Punto negro' y velocidad

La Asociación de Vecinos han pedido a la Dirección General de Carreteras de la Comunidad reasfaltar la vía, que tiene socavones y chinarro. Además, solicitó mejorar la visibilidad y la seguridad, a través de la renovación de las señales y de las marcas viales en varios tramos. Además de la doble curva, «en forma de zeta», junto a las naves industriales, en Vía Favencia con la carretera de Los Camachos, hay un punto negro de accidentes en César Augusto con Poeta Virgilio. Con frecuencia, hay conductores que circulan en dirección prohibida hacia la primera de estas calles. Además, los vecinos instan a que la Policía Local aumente los control de velocidad y de las maniobras imprudentes en Tito Didio con Constantino y Rómulo y Remo.

Más