La UPCT pide electrificar hasta Albacete para el Cercanías y los trenes de Madrid

Un tren diésel de la línea Regional circula por Cartagena, con destino a Murcia. /Pablo Sánchez / AGM
Un tren diésel de la línea Regional circula por Cartagena, con destino a Murcia. / Pablo Sánchez / AGM

Los ingenieros industriales reclaman que Fomento priorice la renovación de la flota y que duplique la vía, para atender a un mayor número de usuarios

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

En medio del aluvión de peticiones políticas y ciudadanas para que el Ministerio de Fomento acabe con las averías y los retrasos de los trenes convencionales y mejore las conexiones en la Región de Murcia, y de esta con Madrid y el Arco Mediterráneo, ha recobrado actualidad la aportación de la Universidad Politécnica de Cartagena al debate sobre las medidas prioritarias. Al igual que el Ayuntamiento cartagenero, la Asamblea Regional y los sindicatos ferroviarios, la UPCT lleva años reclamando la sustitución del servicio regional por el de Cercanías, hasta Murcia; modernizar la línea de Lorca; y electrificar las vías hasta Albacete, para facilitar la movilidad diaria de estudiantes, profesores y otros trabajadores del área metropolitana de Murcia y de la zona de Cieza, para captar nuevos alumnos en toda la provincia.

La Politécnica apoya sus demandas en informes como el que realizó hace poco más de un año, en diciembre de 2017, la Escuela de Ingeniería Industrial. Esta acogió las 'I Jornadas Técnicas del Transporte Ferroviario de la Región de Murcia', donde distintos especialistas criticaron los vaivenes y la lentitud de la política ferroviaria del Estado, desde la aprobación en el año 2000 del Plan de Infraestructura para el Transporte (PIT). «Se debería haber invertido en construir una amplia red de trenes de cercanías y mercancías que permitiera vertebrar nuestro país, y dar respuesta a las necesidades de las personas en su vida cotidiana», concluyeron los ingenieros. Su diagnóstico coincide con el que esta semana ha tomado fuerza a nivel nacional, ante la polémica por las deficiencias del tren que enlaza Madrid con Extremadura.

Los ingenieros piden

Línea Cartagena-Madrid
Para la línea que cruza Cieza y Chinchilla, los ingenieros industriales apuestan por electrificar el tramo Murcia-Albacete y duplicar la vía.
Cercanías
Es necesario disponer de una red de Cercanías entre Murcia y Cartagena, con una frecuencia cada 45 minutos o similar. La línea actual es regional.
Trenes nuevos
Los trenes de Cercanías y Media Distancia están obsoletos, al ser automotores diésel con más de 35 años. Es necesario renovar cuanto antes la flota.
Intermodalidad
Para facilitar la llegada a Cartagena desde La Manga, Cabo de Palos, San Pedro, San Javier y Los Alcázares, se podría mejorar la sincronización entre horarios de autobuses y trenes de la línea Murcia-Cartagena, y extender el Ferrocarril de Vía Estrecha (FEVE).

«La reducida diferencia que existe entre la velocidad alcanzable por los ferrocarriles de alta velocidad AVE y otros ferrocarriles como los Alvia, a nivel técnico permite, desaconsejar la mayor inversión que se requiere para las líneas AVE», añadieron los ingenieros. Y recordaron el coste del kilómetro de vía del AVE, entre 5 y 15 millones de euros, que pueden ascender a 50 con túneles, frente a una cantidad cinco veces inferior en la vía convencional. A ello hay que añadir que el coste del mantenimiento de la alta velocidad es también cinco veces superior.

La polémica de Extremadura actualiza el diagnóstico de la UPCT en 2017: el AVE deja en el olvido la red convencional

En cuanto a la rentabilidad social, los ingenieros recuerdan que «los corredores de larga distancia Madrid-Cartagena y Barcelona-Región de Murcia son utilizados por alrededor de 700.000 viajeros al año, mientras que las líneas de Cercanías Murcia-Alicante, Murcia-Lorca-Águilas y Murcia-Cartagena dan servicio a casi 4 millones de viajeros al año».

Cieza, Murcia y Mar Menor

En todo caso, conscientes de que la planificación del AVE tiene difícil marcha atrás, los técnicos plantearon medidas correctivas a corto y medio plazo, como electrificar el tramo Murcia-Albacete y duplicar la vía, y no quedarse solo en la apertura de la variante de Camarillas y en meter más trenes híbridos. Una de las claves, apuntan, es «resolver el problema del túnel de Camarillas, en el cual se ha contemplado una vía única».

Los ingenieros industriales ven «necesario disponer de una red de Cercanías entre Murcia y Cartagena, con una frecuencia cada 45 minutos o similar»; y renovar con urgencia la flota de trenes de Cercanías y Media Distancia, que son automotores diésel con más de 35 años. También piden extender el Ferrocarril de Vía Estrecha (FEVE) al Mar Menor, para llegar a La Manga, Cabo de Palos, San Pedro, San Javier y Los Alcázares.

Cartagena Sí Se Puede (Podemos) insistió ayer en que «la prioridad no es el AVE». «Ante el clamor vecinal contra el estado lamentable de la red ferroviaria, es necesario potenciar la red de Cercanías, terminando con los trenes viejos y obsoletos; electrificar la red; y apostar por el tren híbrido», dijo el concejal Francisco Martínez. Añadió que todas son «medidas para cubrir la demanda de transporte de la mayor parte de la población: estudiantes, trabajadores y gente común».

Castejón 'resucita' a Barreiro

El portavoz de Ciudadanos, Manuel Padín, criticó que Renfe solo vaya a poner otro híbrido cuando abra la variante de Camarillas. El edil recordó que los Alvia «han llegado con diez años de retraso» y que, por ahora, no atraen visitantes a la Región ni dinamizan la economía.

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, se limitó a publicar en su cuenta de Twitter este mensaje: «Estamos resolviendo con el gobierno central el problema que creó el PP. @CartagenaPP no tiene credibilidad en materia de ferrocarril en #cartagena». Lo acompañó con un videomontaje, con imágenes sin fechar, donde se ve a la exalcaldesa Pilar Barreiro anunciando, junto al exedil y presidente del PP de Cartagena, Joaquín Segado, la llegada del AVE en 2016.

 

Fotos

Vídeos