La UPCT diseña un centro científico para promover la agricultura sostenible

Vista panorámica del campus de la Muralla del Mar de la UPCT. // A. F. ROS / QAPTA
Vista panorámica del campus de la Muralla del Mar de la UPCT. / / A. F. ROS / QAPTA

Su estructura está ideada para potenciar los cultivos hidropónicos y acuapónicos y para atraer nuevas empresas al polígono Cabezo Beaza

EFECARTAGENA.

Un ingeniero de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) ha diseñado un centro de investigación hidropónica y acuapónica en Cabezo Beaza, con el que busca promover técnicas agrícolas sostenibles. Se trata de un edificio singular, que tiene como objetivo principal atraer a nuevas empresas al polígono industrial.

La simbiosis entre funcionalidad y estética, urbanismo e ingeniería y ecología y agricultura caracteriza el Trabajo Final de Grado (TFG) del ingeniero civil por la UPCT Pablo Murillo Landín, estudiante también de Arquitectura. Su proyecto es un centro de investigación de cultivos hidropónicos y acuapónicos, que desarrollaría en una nave icónica que atraiga por su estética a nuevas empresas y clientes.

El tutor del trabajo, Gregorio Sánchez, indicó que el edificio está adaptado a su función investigadora, pero también está pensado para transmitir un mensaje empresarial a través de su estética. El edificio propuesto promovería y divulgaría técnicas de agricultura intensiva sostenible, como los cultivos hidropónicos y acuapónicos, que optimizan el uso de recursos y minimizan el impacto ambiental de la producción agrícola.

Al cultivar en soluciones minerales y sin suelo, apuntó el autor de la idea, la hidroponía permite apilar en altura los cultivos, ganando densidad por metro cuadrado. Además, esta técnica facilita la gestión de los residuos y evita la contaminación del subsuelo.

Objetivo urbanístico

Según apuntó, la acuaponía va un paso más allá, al implicar una simbiosis de cultivos hidropónicos y acuícolas, en la que los desechos biológicos de los peces sirven de nutrientes a los vegetales, donde se filtra y recicla el agua, reduciendo el vertido de lixiviados.

El centro de investigación tendría también el objetivo urbanístico de mejorar el atractivo del polígono industrial Cabezo Beaza, por la singularidad y el atractivo de su diseño, basado en paneles de policarbonato alveolar traslúcido. Estos dejarían entrever la actividad investigadora y proyectarían hacia el exterior la iluminación constante de los cultivos hidropónicos.