Dos de cada tres vecinos se quedan sin las ayudas para reformar sus viviendas

Varios vecinos pasan frente a la promoción de viviendas de la calle Canales./P. Sánchez / AGM
Varios vecinos pasan frente a la promoción de viviendas de la calle Canales. / P. Sánchez / AGM

La Comunidad y el Ayuntamiento se culpan de la limitación del plan de renovación urbana del año 2017 a 155 casas del centro y del Ensanche

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

El fiasco en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, a cuya primera convocatoria anual no se presentó el Ayuntamiento de Cartagena, se ha visto agravado en el municipio con los resultados provisionales de la última edición del programa anterior. Dos de cada tres vecinos del casco histórico y del Ensanche que solicitaron ayudas para la rehabilitación de inmuebles, con cargo a la edición del año pasado (dentro del prorrogado Plan 2013-2016), se quedarán sin ellas. Así lo ha adelantado la Comunidad Autónoma, que ha recibido peticiones para 530 viviendas, pero solo concederá dinero para 155.

La Consejería de Fomento y el Ayuntamiento se culpan de forma mutua de lo ocurrido. El Gobierno regional afirma que fue «decisión» local el fijar esa cantidad máxima de casas, para una iniciativa dotada de 871.000 euros, costeada en estas proporciones: 305.000 euros, el Ministerio de Fomento; 105.000, la Comunidad; 9.285,71, el Ayuntamiento; y 452.142,86 euros, los particulares. «Se concederá ayudas hasta agotar el presupuesto aprobado o hasta alcanzar 155 actuaciones, lo que primero ocurra», adelantó a 'La Verdad' el director general de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda, José Antonio Fernández.

ALGUNAS CLAVES

uPrograma
Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. Área de Regeneración y Renovación Urbana de Cartagena (Arru). Abarca el casco histórico, el Ensanche y parte de la barriada San Ginés.
uPeticiones
La Comunidad ha recibido solicitudes para rehabilitar 530 viviendas.
Fondos
Habrá ayudas hasta agotar el presupuesto (871.000 euros) o hasta alcanzar 155 viviendas.

El excoordinador general de la Concejalía de Desarrollo Sostenible, Jesús Giménez (de MC y que gobernaba con el PSOE cuando el Consistorio solicitó las ayudas) aseguró, sin embargo, que la Comunidad «impuso» la cantidad que iba a recibir la administración local. Y añadió que, «teniendo en cuenta el importe máximo fijado para cada vivienda, salían 155 viviendas» dentro de la llamada Área de Rehabilitación y Renovación Urbana (Arru). El hecho de que la demanda haya sido muy superior a esa cifra refleja, a su juicio, que «el presupuesto asignado a Cartagena era muy escaso»; y eso, a pesar de que la administración municipal «renunció a realizar obras con cargo al Arru, para que todo el dinero disponible fuera a parar a los ciudadanos». Por último, Giménez ve constatado el «acierto» de la Sociedad Municipal Casco Antiguo, al extender el plan al Ensanche, el área más poblada de la ciudad.

En Fomento indicaron que, por ahora, no hay un listado definitivo de beneficiarios. Pero señalaron que aplicará el criterio de asignar los fondos a los titulares de las 155 primeras viviendas, «por orden de presentación de solicitud y que cumplan los requisitos de la orden».

Entre los expedientes destacan, por el número de pisos, los relativos a bloques situados en la Alameda de San Antón, el Paseo de Alfonso XIII y las calles Tierno Galván, San Leandro y Wssel de Guimbarda, en el área del Ensanche; Puerta de Murcia, en el centro urbano; y Pintor Portela, en la barriada San Ginés.

Accesibilidad y energía

Entre los posibles beneficiarios de las ayudas están los dueños de viviendas unifamiliares, comunidades de propietarios y agrupaciones de comunidades. El plan va orientado a impulsar obras de «cimentación, estructuras, cubiertas, fachadas, medianerías e instalaciones y adecuación interior de las viviendas», por ejemplo para mejorar la accesibilidad y la climatización.

La Comunidad no facilitó datos sobre el número de vecinos que se quedó fuera de las anteriores convocatorias. Sí indicó que, en 2015, percibieron fondos para la reconstrucción de viviendas dos comunidades y propietarios únicos de edificios, por 60.000 euros; y, para rehabilitación, hubo cuatro ayudas destinadas a 88 actuaciones, por 170.453 euros.

El Ayuntamiento ingresó, además, 344.255 euros para construir una plaza en la calle Sor Francisca Armendáriz, en la parte alta del Monte Sacro. Estas tareas aún no han terminado, según el equipo de gobierno debido a problemas arqueológicos y de traslado de un transformador eléctrico. En 2016, Fomento concedió trece ayudas para 190 reformas, por 401.970 euros.

El Ejecutivo local recibió hace unos días fuertes críticas de la oposición por no haber presentado ninguna petición para la convocatoria de 2018, lo que impide ampliar el Arru. Eso afecta tanto a la mejora de viviendas como a la modernización de calles y plazas.

El equipo de gobierno criticó que la Comunidad no fijó un plazo por escrito para solicitar dinero y anunció que prepara un proyecto para abarcar barrios y diputaciones a partir del próximo ejercicio.

Más

 

Fotos

Vídeos