Tres Reyes Magos y una lluvia de peluches en Cartagena

Un momento de la Cabalgata./Pablo Sánchez / AGM
Un momento de la Cabalgata. / Pablo Sánchez / AGM

Niños y grandes disfrutan de un desfile con algunos parones para repostar los 18.000 muñecos y 3.000 kilos de caramelos que se repartieron durante el desfile

E. RIBELLES / LA VERDAD

La Cabalgata de los Reyes Magos volvió este sábado a hacer las delicias de grandes y pequeños por las calles de la ciudad portuaria. El cortejo de Sus Majestades de Oriente estuvo integrado por 14 carrozas, de las que 10 estuvieron ocupadas por miembros de asociaciones de vecinos, que repartieron un total de 18.000 peluches y 3.000 kilos de caramelos.

El desfile arrancó con media hora de retraso -a las 19 horas- en la Alameda de San Antón, al tener que retirar un hinchable de Spiderman de colosal volumen, imposible de llevar por las calles del casco histórico.

Los organizadores de la Cabalgata tuvieron el buen juicio de retirar la figura que salió casi al inicio de la comitiva, tras comprobar que incluso en el tramo inicial de la Alameda, que era de los más ancho, su maniobrabilidad era complicada y que en la zona peatonal, el riesgo de que tropezara con la iluminación navideña, con elementos del mobiliario urbano era elevado.

Así, el desfile se inició con la Banda de Música 1990 para finalizar, cuatro horas después, en la plaza del Ayuntamiento. Durante su trayecto, los asistentes pudieron disfrutar de carrozas de series y películas de dibujos animados como Los Increíbles, Coco, Madagascar, Pepa Pig, Blancanieves y los siete enanitos, entre otras, así como diversas charangas y grupos de animación.

 

Fotos

Vídeos