El tráfico y la falta de mantenimiento agravan el deterioro de seis carreteras del municipio

Señal de limitación de la velocidad en un tramo deteriorado de la carretera RM-602, cerca de La Aljorra. / fotos: pablo Sánchez / agm
Señal de limitación de la velocidad en un tramo deteriorado de la carretera RM-602, cerca de La Aljorra. / fotos: pablo Sánchez / agm

Los desperfectos afectan a tramos de titularidad regional y local que llevan años de parches y sin un arreglo definitivo

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

Grietas, baches, cambios de rasante y cruces con una visibilidad mejorable, en zonas con curvas y arcenes estrechos o inexistentes, salpican algunas de las carreteras con más tráfico del término municipal. Las quejas vecinales se mezclan con una la sensación, expresada por sus portavoces, de que no habrá soluciones integrales para estos problemas a corto plazo. La Aljorra, El Albujón, La Aparecida, Canteras. El Portús, Bahía Bella y Los Urrutias son algunas de las localidades afectadas por los problemas que sufren más de media docena de carreteras. La mayoría de las vías de comunicación entre estas localidades son de titularidad regional, aunque también hay alguna del Ayuntamiento. La Consejería de Fomento inició 2015 con la promesa de abordar las mejoras necesarias. Concluida esa legislatura, solo tiene una recién iniciada y otra licitada, que debe comenzar a principios del año que viene.

La carretera RM-602 comunica La Aljorra con la antigua N-301 (El Abujón-Santa Ana-Miranda) y también con la A-30 (autovía Murcia Cartagena). Pese a la alternativa que desde hace década y media supone la autovía de Alhama, sigue siendo muy utilizada por los aljorreños. Además, es el acceso más directo al complejo industrial de Sabic.

La situación general es mala, pero se agrava entre los kilómetros 3 y 7, donde el firme se ha transformado en un puro remiendo. Los parches superpuestos ya no solucionan el mal estado general del asfalto, que lleva décadas sin una capa integral de material bituminoso.

Ni siquiera la señalización de la carretera, que advierte de la presencia de innumerables baches y pide a los automovilistas que reduzcan la velocidad, ha evitado que allí ha habido varios accidentes en el pasado. El último con resultado de muerte tuvo lugar en el año 2017. Una mujer falleció en un choque frontal con otro vehículo.

Carretera de Sabic

'Firme en mal estado' indican las señales diseminadas en ese vial, bajo un disco que obliga a no pasar de 60 kilómetros por hora. En los últimos dos años, estas advertencias parecen haber tenido un efecto positivo, dado que no hay constancia de más sucesos con resultado de muerte. Pero la obra que debe dar una solución definitiva sigue pendiente.

Las promesas de mejoras realizadas por la Consejería de Fomento a mediados de la anterior legislatura tienen que ver con la mejora de la seguridad en cruces, curvas y rasantes, además de con la colocación de nuevo asfalto. En dos casos esa promesa no se ha cumplido. Se trata de la construcción de rotondas en la carretera de La Palma (kilómetro 5 de la F-37) y de La Puebla (kilómetro 14 de la F-35).

La opinión vecinal

Francisco Cavas. La Aljorra: «Nadie se ha preocupado de dar una solución en serio»
«La carretera RM-602 lleva años empeorando su estado y nadie en la Comunidad ha logrado darle una solución en serio. También pido a los responsables de Sabic que nos ayuden. Por ahí han circulado, tradicionalmente, los camiones de la empresa. Así que deberían utilizar su influencia en el Gobierno regional para pedir que la arreglen».
Luis Saura. El Portús: «Se olvidaron de la rotonda y dudo de que la hagan»
«La carretera que sale de Canteras y pasa junto al cruce con la que lleva a El Portús no solo tiene el asfalto mal. Además, el cruce tiene poca visibilidad. Recuerdo perfectamente cuando prometieron que harían una rotonda, pero eso quedó en el olvido y francamente, no creo que recuperen el proyecto a corto plazo. Ojalá, porque es un lugar que lo necesita».

El primero de estos viales tiene muchísimo tráfico, porque pone en comunicación La Palma y Torre Pacheco y se cruza con infinidad de caminos rurales en los que hay empresas con cultivos y naves de empresas hortofrutícolas que sacan por ella sus vehículos de transporte. Además, hay urbanizaciones y núcleos rurales, cuyos habitantes tienen que salir por ella. En este caso, el último accidente grave del que hay constancia, en uno de esos cruces, supuso la muerte de cinco jóvenes a principios de 2017. Fomento se comprometió a mejorar esa intersección, si era posible con una glorieta. Asimismo, se habló de hacer otra en el extremo de ese mismo camino rural que conecta con la RM-F35. La razón es que la carretera asfaltada en su momento por los regantes acumula gran cantidad de tráfico entre los dos viales de titularidad regional. Nada de eso se ha llevado a la práctica.

Otra carretera muy transitada con un 'punto negro' en su trazado es la antigua N-332 que parte de la salida Los Alcázares Sur hacia Cartagena. Es un vial cedido por el Estado al Ayuntamiento, pero se cruza con la RM-F54, que sí es de la Comunidad y que lleva a El Carmolí, Punta Brava y Los Urrutias. En la mencionada intersección no hay apenas rastro de la pintura que señaliza los carriles de deceleración. De hecho la cartelería que anuncia las direcciones también está muy deteriorada y la señal de Stop ha sido arrancada de cuajo y ha quedado tumbada allí mismo.

Al margen de esa responsabilidad municipal y regional compartida, el Ayuntamiento tiene la obligación de mantener en buen estado la N-301 entre Los Dolores y la salida de El Albujón. Su estado de conservación ha mejorado, pero aún hay tramos con la señalización horizontal desgastada, entre El Bohío y el Polígono de Santa Ana. El que pasa junto a Miranda también tiene desperfectos.

Por último, hay otro cruce para el que los vecinos reclaman mejoras hace años. Se trata del que regula el acceso a Galifa y El Portús desde la RM-E22. La Comunidad se comprometió a hacer allí una glorieta, pero ese proyecto fue olvidado hace diez años.

Obras diseñadas y en marcha

Dos de los proyectos de Fomento para mejorar la red regional de carreteras en Cartagena tienen visos de convertirse en realidad. La carretera RM-F35 tenía el firme en muy mal estado entre el enlace con La Asomada y la entrada en La Aparecida (dos kilómetros). La Consejería ha acometido los trabajos de mejora, que están en ejecución en estos momentos.

Asimismo, en los últimos tres años, las precipitaciones obligaron a cortar la circulación en la carretera RM-E33 (El Albujón-La Aljorra) cada vez que llovía. Fomento ha licitado ya el proyecto para elevar la plataforma de rodadura y construir unos sistemas de evacuación de agua. Está previsto que los trabajos comiencen a principios de 2020.

La mejora más visible realizada en la red regional durante la pasada legislatura hizo de la carretera de Atamaría, que pasa junto al complejo turístico de La Manga Club, un vial más ancho, con un firme mucho mejor, arcenes que antes eran inexistentes y varias rotondas.

La Comunidad ya trabaja en un vial y promete cuatro obras más

La Comunidad autónoma «actuará» en la mejora de la carretera RM-602, que «está incluida en la planificación anual de conservación, mejora de la seguridad vial y visibilidad de la misma», según informó ayer una portavoz de la Consejería de Fomento. Junto a esta promesa, aún sin fecha, la portavoz destacó la inversión comprometida este año en el mantenimiento de la red regional, suma 590.000 euros, y al gasto en carreteras regionales del municipio en 2018: 2,1 millones.

La información de la Comunidad cifra en 337.589 euros la inversión en el refuerzo de firme y la construcción de aceras en la carretera RM-F35, que lleva a San Javier.

Asimismo, este año el Gobierno regional presupuestó la construcción de la rotonda de San José Obrero (que enlaza con la calle Viña del Mar). También están previstas, con 430.615 euros, las obras en la RM-E33, junto a la rambla del Albujón. La reparación de la senda de rodadura de la carretera RM-E16 (La Aljorra-Cartagena) tiene 150.000 euros previstos, pero está pendiente de la redacción del proyecto. También contempla el refuerzo del firme de la RM-F39 con 112.000 euros.