Técnicos de Adif dirán en cinco días si la nueva llegada del AVE es viable

Diego Conesa y Ana Belén Castejón/ p. sánchez / agm
Diego Conesa y Ana Belén Castejón / p. sánchez / agm

El delegado del Gobierno destaca que la propuesta aceptada por Cartagena Alta Velocidad mejora las alternativas para los trenes de mercancías y cercanías

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

Ni el Ayuntamiento ni el Ministerio de Fomento quieren perder tiempo con el proyecto de llegada del AVE a la ciudad. Ingenieros del administrador de las infraestructuras ferroviarias, la empresa pública Adif, estarán el miércoles en Cartagena para conocer sobre el terreno y en compañía de técnicos municipales la nueva propuesta aprobada el jueves por la sociedad Cartagena Alta Velocidad. «El objetivo es ver si es viable técnicamente para ponerse a trabajar. Y si no lo es, buscar una alternativa», explicó ayer el delegado del Gobierno, Diego Conesa.

El consejo de administración de la empresa creada en 2006 por el Ministerio de Fomento, Adif, la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento para la remodelación de la red arterial ferroviaria de Cartagena descartó la opción aprobada en su penúltima reunión, el 28 de mayo. Entonces, aún con Mariano Rajoy en La Moncloa, decidió utilizar el actual pasillo ferroviario convencional (desde Las Tejeras hacia la estación, bordeando Barrio Peral, Las Seiscientas y San Ginés) para la llegada en superficie del AVE en 2021. Pero tras el cambio de Gobierno, los nuevos responsables de Fomento han dado prioridad a la alternativa que defiende el Ayuntamiento, basada en una propuesta de la Federación de Asociaciones de Vecinos. Ese corredor discurre entre Murcia y Cartagena por el trazado convencional, pero en La Palma se desvía hacia Los Camachos -para conectar la futura zona de actividades logísticas-, sigue hasta las proximidades de Alumbres -para dar servicio al puerto de Escombreras y, en un futuro, a El Gorguel- y, después, discurre en paralelo por la carretera de La Unión hasta la estación. La vía va soterrada en sus últimos metros, aproximadamente desde el Parque de Seguridad.

Sin contestación social

Conesa se mostró ayer especialmente satisfecho de que la nueva decisión de Cartagena Alta Velocidad «dé respuesta global» a las necesidades de los vecinos de los barrios más cercanos a las vías y también al transporte ferroviario del futuro. En su opinión, la nueva solución sienta las bases para implantar el servicio de cercanías, «que ahora no existe», dijo, y también ofrece soluciones para facilitar el transporte de mercancías con los muelles de la dársena de Escombreras y la futura zona logística del polígono de Los Camachos.

«Lo importante es que se ha tomado una decisión con consenso y no habrá posterior reclamación por parte de nadie. Se han puesto unos cimientos sobre nada que había», subrayó.

Conesa también destacó la rápida respuesta de los responsables de Adif para evaluar sobre el terreno la viabilidad técnica de la nueva propuesta. «Si es posible [materializarla], empezarán a trabajar. Si no lo es, podremos buscar alternativas», agregó el delegado del Gobierno.

De lo que decidan los técnicos de Adif la próxima semana dependerán los nuevos plazos del proyecto. Lo que está claro es que el tren de alta velocidad no estará en Cartagena en 2021, aseguró el consejero de Fomento de la Comunidad Autónoma, Patricio Valverde. «Se deja un proyecto que ya estaba en marcha y que garantizaba el final de las obras para 2021», dijo, tras salir de la última reunión en Madrid. Más allá del lamento por las oportunidades que el consejero cree perdidas, la Comunidad no se opuso a que los expertos estudien la nueva alternativa. «Pero no puede haber más retrasos por cuestiones políticas», advirtió.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2018 reservan una partida de 38 millones de euros para estudios y trabajos previos para la llegada del AVE a Cartagena. El coste total de la adaptación del trazado ferroviario, en el tramo desde Murcia, está valorado en 112 millones de euros, divididos en anualidades hasta 2021, según las previsiones de Adif hasta el pasado abril. Entonces, el actual secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, puso en duda esa previsión y fijó la llegada del AVE a la ciudad hacia 2025.

Adif prepara en primavera la redacción de los proyectos constructivos para iniciar las obras del tercer raíl y de electrificación en 2019.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos