Las sugerencias de Santa Lucía, Los Mateos y Lo Campano también serán tenidas en cuenta

Presentación de las alegaciones, hace un mes. / j. m. r. / agm
Presentación de las alegaciones, hace un mes. / j. m. r. / agm

Urbanismo admite las peticiones de vecinos de los cuatro barrios, cuya ordenación lleva diez años pendiente por la complejidad técnica

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

Los vecinos de Lo Campano, Los Mateos, Santa Lucía y la Barriada Santiago han conseguido que Urbanismo tenga en cuenta sus sugerencias para que el desarrollo urbanístico de sus barrios figure en el Plan General, cuyo diseño acaba de comenzar.

Los representantes vecinales de estas zonas deprimidas fueron de los últimos en registrar sus sugerencias, por vía telemática. El objetivo común que persiguen es dejar de ser una zona blanca y vacía en los mapas de desarrollo del municipio, como pasó en el Plan General de 2012, o un borrón negro, como el que aparece en el avance de planeamiento presentado en mayo, al igual que San Antón.

«Imaginen nuestra sorpresa al comprobar que no están las solicitudes de las asociaciones de vecinos de ninguna de estas zonas», subrayó la portavoz de los cuatro barrios, Encarna Aguirre. «Eso ha propiciado nuestra movilización con el apoyo de 17 colectivos», dijo.

Estas zonas aparecían sin definir en el avance, tras quedar fuera del planeamiento de 2012

Eliminar las barreras que aíslan a estas zonas residenciales es una de las principales preocupaciones que aparecen en las sugerencias que registraron en el Ayuntamiento. Entre ellas está soterrar la vía del Feve y asegurar que también van bajo tierra las entrada del tren convencional y del AVE. Asimismo, quieren medidas para que la carretera CT-33 deje de ser una barrera entre Lo Campano y el hospital, y Santa Lucía y Los Mateos.

Para estos colectivos, la rehabilitación patrimonial debe ir acompañada de la regeneración urbanística. En el primer caso, los residentes consideran imprescindible recuperar el Castillo de los Moros. Las últimas tareas realizadas allí tuvieron lugar en 2017 y consistieron en prohibir el paso a vehículos para impedir expolios. Posteriormente, hubo repoblaciones con árboles que se han secado.

En segundo lugar, los vecinos piden grandes zonas verdes aprovechando los recursos existentes. «En el entorno de Lo Campano hay pinadas a las que hace tres o cuatro décadas la gente salía a pasear y a merendar. ¿Por qué no es posible incluir en el Plan General un recorrido de senderismo en esa zona?», se preguntó Aguirre. Además, en las sugerencias se considera necesario rehabilitar viviendas que en algunos casos están en mal estado pero en otros son habitables. «En ellas vive gente que nació en el barrio y lleva en él toda su vida. No pueden derribar su propiedad», pidió Aguirre. «Necesitan ayuda para rehabilitar su casa, porque no tienen medio de hacerlo solas», explicó.

En el caso de Santa Lucía, los vecinos desean que se esboce la futura organización y los usos de la fachada marítima, para prever el traslado de la terminal de contenedores a Escombreras o a El Gorguel.