«Muchos de mis socios quería tomar una decisión ya»

La venta del Centro Médico Virgen de la Caridad viene precedida por el interés de los propios socios, según confesó a 'La Verdad' uno de ellos, el aún director José María Ferrer. «La mayoría de ellos querían tomar una decisión, ya que varios están jubilados o próximos a esa etapa, de ahí que hayamos escuchado esta y otras muchas ofertas», dijo. Esta causa, junto a la falta de relevo generacional de los propietarios, les hizo tomar la decisión, que se consumó días antes de la llegada de la pasada Navidad. «Es una decisión tomada no con el corazón sino con la cabeza fría, ya que habrá continuidad con los nuevos propietarios», concluyó.