Sevillanas, gaitas y terrazas llenas

Ambiente en la calle Jara, zona marraja. / fotos: j. m. rodríguez / agm
Ambiente en la calle Jara, zona marraja. / fotos: j. m. rodríguez / agm

Las Cruces de Mayo animan las calles del centro histórico, donde hubo variedad musical y amplia presencia de californios y marrajos

C. R.CARTAGENA

La jornada central de las Cruces de Mayo sacó ayer al centro histórico a miles de personas, durante toda la jornada. A pesar de la prohibición municipal a los bares de que sacaran barras, protestada por el gremio mediante la colocación en sus locales de pegatinas con críticas al Gobierno local, el ambiente de fiesta se adueñó del centro de Cartagena en calles y plazas.

Las terrazas de muchos establecimientos de hostelería estuvieron a rebosar, en especial a la hora de la comida, en zonas como la Plaza de San Francisco, la calle Honda y la Plaza San Sebastián. También hubo un trasiego constante de público en la Plaza del Ayuntamiento, uno de los lugares elegidos por la corporación para programar actuaciones musicales. Hubo un pasacalles del grupo Gaiteros Celticue.

En el escenario montado frente al Palacio Consistorial, la banda de música Sauces arrancó los aplausos por la mañana con un repertorio de pasodobles, donde no faltó 'La banderita'. Ya por la tarde, el ballet de Carmen Baños y Ana Zapata puso a bailar al personal, que disfrutó de la jarana a pesar de que el viento bajó la sensación térmica en un día sin la amenaza de lluvia.

Esta obligó el viernes por la noche a suspender actuaciones, una cancelación añadida a la de dos artistas disconformes, según la patronal Hostecar, con «la injusticia» de la decisión del Consistorio de atender la petición de los vecinos y aplicar la ordenanza de ruidos. Las plazas de Juan XXIII y del Rey acogieron también actividades municipales, como un concierto del dúo Azabache y una disco móvil, respectivamente. Además, los niños disfrutaron de Divertilandia, en la Plaza del Icue.También hubo mucho público de todas las edades en el concierto nocturno de La Glorieta, donde los veladores de los bares también estuvieron repletos de familias.

Al colorido aportado por hombres y mujeres, con sus trajes de flamenco y faralaes, se unió la nutrida presencia de hermanos de las cofradías marraja y california, mantenedores de la tradición católica ligada al hallazgo de la Cruz de Cristo por parte de Santa Elena. En las calles Jara y del Aire hubo bendición de las cruces, un pregón, chocolatadas y aperitivo. También en los barrios y las diputaciones tuvieron celebraciones. Fue el caso de La Azohía, Barriada San Cristóbal, Galifa, La Aljorra, Vista Alegre, Santa Lucía, La Aparecida y El Estrecho de San Ginés.

Hoy, en la ciudad, hay un pasacalles de la banda de música de Nuestra Señora de la Soledad, a las 12. A las 12,30 horas tendrán lugar conciertos en Juan XXIII y Plaza del Rey. Y a las 13, en la Plaza San Francisco, Desflamencados rendirá tributo al grupo 'Siempre así'.