El Santa Lucía trata de reducir las pruebas radiológicas en niños si no son determinantes

EFE CARTAGENA

Pediatras y radiólogos de las áreas de Salud de Cartagena y Mar Menor trabajan para reducir el número de pruebas radiológicas a la población infantil que no han demostrado eficacia o tienen efectividad «escasa o dudosa», según informó ayer el Servicio Murciano de Salud.

Para ello, la radióloga infantil del Hospital Santa Lucía, Patricia Navarro, impartió ayer un seminario en el Colegio de Médicos de Cartagena, organizado por el Foro Pediátrico de Cartagena, con el objetivo de debatir y consensuar unas pautas en las indicaciones para la realización de distintas pruebas, sobre todo, las que se originan desde Atención Primaria.

Según la especialista, la medicina «cada vez es más defensiva» y existen pruebas que son «muy valiosas» cuando las indicaciones son las correctas, pero añadió que «muchas de ellas se pueden evitar para disminuir la dosis de radiación que reciben los niños».

En este sentido, explicó que la esperanza de vida cada vez es mayor y desconocen la cantidad de radiación que van a llegar a recibir los niños pequeños «porque tienen toda una vida por delante», añadiendo que la radiación se acumula. En ese sentido, la subespecialidad de la radiología pediátrica, relativamente nueva en las imágenes diagnósticas y en de gran importancia en la práctica diaria anual, apunta a disminuir los efectos secundarios y prevenir el desarrollo de patologías consecuentes.

El Hospital Santa Lucía es de los pocos hospitales de sus características que cuentan con esta especialidad, con técnicos expertos, protocolos, y salas adaptadas para esta población, siendo referencia de las Áreas de Cartagena y Mar Menor.