Salud espera ya un año y medio la cesión de suelo para dos centros médicos

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

El Servicio Murciano de Salud aún espera la cesión del suelo necesario, por parte del Ayuntamiento, para la construcción de los centros de salud prometidos a los vecinos de Barrio Peral y del Residencial Santa Ana, a principios del año pasado. Los técnicos de la Consejería de Salud comenzaron a dar los pasos en ambos proyectos, con la búsqueda de los terrenos donde serán levantados. Una vez decididas las parcelas, ahora aguardan a que el Consistorio apruebe en Junta de Gobierno la transferencia, para lo que aún no hay fecha, según fuentes municipales.

Se trata de dos proyectos previstos en el Programa de Acción para el Impulso y Mejora de la Atención Primaria (Paimap 2018-2022). Los planes en el Barrio Peral pasan por hacer reformas en las actuales dependencias, situadas en la calle Ulloa, para ampliar las consultas con el espacio de las salas de espera, y para darle un lavado de cara. Además, será construido un nuevo módulo de Pediatría, en un solar, según han propuesto los vecinos, ubicado junto al actual centro de salud. La inversión ronda los dos millones de euros, según indicaron fuentes de la Comunidad Autónoma.

En el polígono residencial Santa Ana, la idea es remodelar el actual consultorio para convertirlo en un centro de salud, que sea referencia en el área sanitaria. En este caso, la inversión también ronda los dos millones de euros. Actualmente hay tres médicos de cabecera, dos especialistas en Pediatría y tres enfermeros en las instalaciones, que atienden a 6.300 personas en horario de mañana.

Piden más inversión

Desde la Federación vecinal insisten en que la inversión prevista se queda corta y que la Consejería debería destinar más dinero a otros centros de salud. Ve necesario hacer arreglos en dependencias de La Vaguada, La Aljorra, Pozo Estrecho, Alumbres, El Algar y San Antón.

La inversión que sí que está ya en marcha es la del nuevo centro médico de San Antón. Los obreros se encargan ahora de terminar la obra, que podrían entregar en los próximos dos meses. La intención de la Consejería de Salud es que esté equipado para después de este verano, si los trabajos continúan a buen ritmo.