La salida de Aznar y Gómez del Ejecutivo reabre la crisis en el Partido Socialista

Francisco Aznar, en un Pleno, con Obdulia Gómez al fondo./J. M. Rodríguez / AGM
Francisco Aznar, en un Pleno, con Obdulia Gómez al fondo. / J. M. Rodríguez / AGM

Tres miembros de la Ejecutiva dimiten cansados de que Castejón «no consulte ni comunique» decisiones como ese relevo

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La pronta salida de Francisco Aznar y de Obdulia Gómez del equipo de gobierno municipal ha reabierto la crisis en el seno del PSOE. Fue pactada por la alcaldesa y secretaria general, Ana Belén Castejón, con el delegado del Gobierno, Diego Conesa, sin «consultar ni comunicar nada» previamente al aparato socialista, razón por la que los secretarios de Desarrollo Sostenible, José Ramón García Molina; Sanidad, Jesús Verdú; y Formación, María Dolores Flores, han dimitido «Hay una crisis orgánica» que, a su juicio, vive su último episodio con el cambio de gobierno que publicó 'La Verdad' el pasado sábado.

«No es la primera cosa de la que nos enteramos por la prensa y estamos hartos. Hace tres semanas, el mismo diario dio noticias del encuentro de Castejón con el secretario de Estado de Fomento, Pedro Saura, para cambiar toda la planificación de infraestructuras aprobada por el PSOE a nivel local y regional. De defender la alternativa oeste para el trazado ferroviario, desde Librilla y por Fuente Álamo, Castejón pasó a dar por bueno el baipás de Beniel, sin debatirlo antes con nadie del partido», apuntó ayer José Ramón García Molina. «Hay precedentes de esa forma de actuar, a lo largo de toda la legislatura, que demuestran que Castejón toma las decisiones solo con sus asesores de la alcaldía», aseveró.

Una crisis larvada

Formación de gobierno
Castejón aceptó, en 2015, el acuerdo con MC para ceder la alcaldía a José López, los dos primeros años, con la anuencia del anterior secretario general, Rafael González Tovar. El PSOE local aceptó de mala gana esa concesión.
Salidas de tono de López
En otoño e invierno de 2015, surgieron voces en la Ejecutiva a favor de romper con MC, a causa de los malos modos de José López, y en contra de la indiferencia de Castejón.
Expulsión de MC
Castejón, recién reelegida secretaria general, comunicó la ruptura del Ejecutivo. La crisis amainó.
El ferrocarril
La defensa del baipás de Beniel, en la reunión con Pedro Saura, sin consultar al partido volvió a sentar mal a parte de la Ejecutiva.
Relevo municipal
Parte del partido se enteró por 'La Verdad' de la salida de Aznar y Gómez, considerada por algunos como una «purga» de Castejón.

Verdú, Molina y este militante entraron en la Ejecutiva en el congreso local del pasado otoño, en el que Castejón revalidó la secretaría general. «Antes le disputé el liderazgo de la agrupación Centro-Poniente a Francisco Aznar. Que quede claro que no me voy porque sea de los suyos», advirtió García Molina. La razón, dijo, es que «el partido no funciona. Ni hay debate, ni trabajo orgánico; nos enteramos de las decisiones a posteriori, por los medios de comunicación. Creemos que algo tiene que cambiar y ya hemos dado cuenta de esto a la dirección regional», relató.

En la agrupación Centro hay voces que piden que se considere la celebración de primarias

«Les quitan de en medio»

A juicio de los tres dimisionarios, la salida de Francisco Aznar y de Obdulia Gómez «ha sido para quitarlos de en medio, porque formaban parte de un bando contrario al de alcaldesa, dentro del Ejecutivo municipal», indicó García Molina. «El delegado del Gobierno, Diego Conesa, no ha tenido más remedio que brindarles una salida», añadió.

Tras publicar 'La Verdad' el relevo de Aznar y Gómez por Mercedes García y Manuel Mora, que ocuparon respectivamente los puestos 7 y 8 de la lista electoral del PSOE en 2015, la Ejecutiva tardó tres días en reunirse. Lo hizo el lunes, con bastantes bajas. Anteayer, martes, hubo una asamblea de la agrupación Centro-Poniente, a la que pertenecen Aznar, Gómez y los tres socialistas que cesan. En su seno no solo se notificó a los asistentes esas dimisiones. También surgieron las primeras voces que hablan de discutir si la alcaldesa encabeza la candidatura socialista para revalidar la alcaldía. La posibilidad de convocar elecciones primarias, aunque sea para llamar la atención de Castejón y que tenga que ganarse al partido, fue comentada durante ese encuentro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos