La restauración de la Casa del Niño espera licencia desde hace siete meses

Zona de la Casa del Niño en la que estará el Centro de Restauración. / antonio gil / agm
Zona de la Casa del Niño en la que estará el Centro de Restauración. / antonio gil / agm

Cultura prevé licitar hoy las obras de recuperación de la fachada, mientras el Ayuntamiento anuncia que dará el permiso «esta semana»

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

La restauración de la fachada de la Casa del Niño, que la Administración regional tiene previsto licitar hoy mismo por 434.000 euros, depende de una licencia de obra que el director general de Cultura, Juan Antonio Lorca, dice que pidió en el mes de julio y que no ha sido concedida todavía. «Esta semana hemos vuelto a preguntar y la última rocambolesca cosa que han hecho en el Ayuntamiento es pedirnos el nombre de la empresa que hará los trabajos para nosotros, que somos los promotores», explicó.

La obra consiste en restaurar toda la fachada que da a la calle Real y el fragmento en curva del inicio de Licenciado Cascales, así como un tramo en este último vial. Está previsto acabar esta intervención en seis meses, es decir a finales de año. Solo una vez terminado se acometerá la tarea de dar contenido a toda esa parte del edificio, calificado como Bien de Interés Cultural (BIC).

Evitar la ruina y dar al inmueble un uso son objetivos recurrentes de la Comunidad desde hace muchos años. Entre 2007 y 2010 funcionó allí el Centro Histórico Fotográfico de la Región de Murcia (Cehiform). Después no se hizo nada hasta que la exconsejera de Cultura, Noelia Arroyo, ahora candidata a la alcaldía de Cartagena, se comprometió hace dos años y medio a ubicar allí un Centro Regional de Restauración, que se ha ido demorando.

Más de un millón de euros

En total, según Lorca, hay unos mil metros cuadrados disponibles, pero el proyecto todavía no ha sido culminado. La entrada prevista es la de verja de doble hoja que da a la calle Real. Contaría con una zona de recepción de las piezas y con un almacén de trabajo, que se pretende convertir en visitable. Su labor se circunscribiría al ámbito de los restos arqueológicos, ya que el que se ocupa de la recuperación de pinturas y esculturas seguirá en Murcia. «Queremos que Cartagena acoja estas instalaciones, en especial por su importancia arqueológica», explicó Lorca. Su departamento dispone de «miles de piezas propiedad de la Comunidad y de poco espacio para exponerlas. El almacén será muy útil», añadió el director general. Con todo, la estimación de que todo estará hecho en 2020 obliga a realizar unas obras contrarreloj.

El motivo de la demora en la licencia difiere, según quién lo explique. Cultura indicó ayer que «la respuesta municipal a las primeras consultas fue que había funcionarios de baja». Anteayer, la contestación fue preguntar cuál era la empresa contratada, sin dar ninguna indicación del tiempo que faltaba para dar el permiso, según el dirigente regional.

Un portavoz municipal informó a 'La Verdad' de que el Ayuntamiento dará la licencia «esta semana, previsiblemente». Su explicación de la demora es que «está pendiente un informe» del Área de Infraestructuras, «puesto que el proyecto lleva incluida la construcción de una rampa que invade la vía pública». Se trata del acceso desde la calle Real. Cultura aseguró que en ningún momento se le habló de esa razón.

Instalaciones educativas

La Casa del Niño tiene pendiente otro proyecto, a cargo de la Consejería de Educación. Se trata de la restauración de la fachada que da a la calle Tolosa Latour, que tiene un presupuesto de 300.000 euros, y de la rehabilitación integral del módulo norte y de una adecuación de espacios valorada en casi un millón. Allí habrá tres aulas de Educación Infantil, una sala polivalente de 55 metros cuadrados, un salón de actos, un comedor de 120 metros cuadrados, para unos 80 comensales por turno y una cocina de 32 metros.

Además, habrá aseos adaptados para los niños de Infantil, comunicados con las aulas. En la primera planta está proyectado hacer una sala de profesores, una biblioteca y más baños. El plan prevé también la reestructuración de los espacios existentes para habilitar un aula de ordenadores y un despacho para el profesor de orientación.

Más