Repsol admite un «error» al retrasar el aviso al 112 en el escape de junio

Trabajadores del Valle de Escombreras observan la nube de vapor procedente de la avería ocurrida hace un mes/Pablo Sánchez / AGM
Trabajadores del Valle de Escombreras observan la nube de vapor procedente de la avería ocurrida hace un mes / Pablo Sánchez / AGM

La empresa garantiza que informará siempre de inmediato de cualquier incidencia, para evitar la alarma de los ciudadanos por falta de datos

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Repsol reconoció ayer por primera vez «un error puntual de comunicación», que creó «una alarma ciudadana injustificada», tras el escape de una nube de humo amarillo en su refinería de Escombreras, el 12 de junio. El exdirector de la factoría, Juan Antonio Carrillo, admitió, durante la presentación de su sucesor, Joaquín García-Estañ, que el aviso al teléfono único de emergencias 112 debió hacerse antes, para evitar que la catarata de llamadas de ciudadanos asustados quedara sin una respuesta tranquilizadora durante demasiados minutos.

Carrillo deja la factoría un mes después del incidente, tras cinco años y medio en ella, para ser el nuevo director de operaciones de Refino de Repsol. Es decir, el jefe de los directores de todas las plantas de la compañía. Ayer informó de que Repsol mantiene abiertas varias investigaciones sobre lo sucedido aquel día. Una de ellas pretende dilucidar qué fallo para que hubiera una fuga de vapor de agua de una tubería de la división de coque que, según la versión del Ayuntamiento, arrastró restos de hidrocarburos y de azufre. La hipótesis todavía por confirmar es que falló el sellado realizado unos días antes en la conducción.

El Servicio Municipal de Bomberos informó, ese mismo día, y confirmó, en la jornada siguiente, que el humo arrastró polvo de azufre en suspensión, pero sin formar ácido sulfhídrico. Carrillo negó ayer esa posibilidad. «La zona de almacenamiento de azufre que hay en la factoría está lejos del lugar de la avería», agregó.

El error que este directivo sí admitió fue de otra índole. «Repsol comunica siempre cualquier emergencia al 112, pero en esta ocasión esa comunicación tuvo lugar más tarde de lo debido. Otras personas lo hicieron antes, con lo cual hubo unos primeros momentos de desinformación», indicó. De hecho, fue el director general de Emergencias, José Ramón Carrasco, quien llamó a la refinería para saber a qué se debía la nube amarilla que dio lugar a una sucesión de avisos de particulares.

El motivo del retraso fue que el jefe de unidad se preocupó más de remediar la fuga que de avisar de ella. Ni siquiera activo la alarma interna. «Por esa razón no sonó y no porque hubiera un fallo de funcionamiento», explicó Carrillo.

Los vecinos, al corriente

«El presidente de la Junta Vecinal de Alumbres [Miguel Garrido] fue informado enseguida. Ahí no hay motivo de queja ni posibilidad de mejora», aseveró Carrillo. En el sistema de alerta al 112, sí. Por eso Repsol ha dado instrucciones para de que avisar sea una prioridad absoluta, en todos los casos.

Con todo Repsol reiteró que tuvo controlado en todo momento el episodio, que lo resolvió en poco más de dos horas y que los 10 trabajadores afectados sufrieron, sobre todo, crisis de ansiedad. Además, una portavoz de la compañía reiteró que la movilización de los bomberos municipales fue innecesaria y por eso se les mantuvo en la puerta hasta que se consideró que el jefe del cuerpo podía acceder al complejo.

«Carecer de Plan General no es bueno para nadie»

La ausencia de un Plan General de Ordenación Urbana «es un tanto atípica y sería bueno que se resolviera cuanto antes», explicó Juan Antonio Carrillo, pues su sucesor, Joaquín García-Estañ, pidió tiempo para ponerse al día. «Nos consta que el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma trabajan de manera intensiva para resolver una situación que, claramente, no es buena para nadie. De esta forma, volverá la normalidad y será posible que se instalen nuevas empresas, tanto en el Valle de Escombreras como en otras zonas del municipio», añadió. Aun así, aseguró que a Repsol no le afecta en absoluto la vuelta al Plan Urbano de 1987.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos