La regidora y Olivo sellan su pacto sobre el Plan Rambla mañana y Murcia pide datos

Tomás Olivo (derecha), con un colaborador, camino del Palacio Consistorial el 25 de enero. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Tomás Olivo (derecha), con un colaborador, camino del Palacio Consistorial el 25 de enero. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

A menos de cuatro meses para las elecciones locales, y en medio del choque con el Gobierno regional por las Normas Transitorias -el segundo tras la anulación judicial de la revisión 'exprés' del Plan General hace dos años-, el Ayuntamiento impulsará mañana el Plan Rambla. Este también es motivo de polémica entre PSOE y PP.

Este lunes, la Junta de Gobierno Local celebrará una reunión extraordinaria, bajo la presidencia de Ana Belén Castejón, para aprobar la reanudación de la ejecución del convenio urbanístico entre el Consistorio y la empresa Cartagena Parque. Se trata de desbloquear las obras, tras dieciocho años de controversia por no coincidir el proyecto de urbanización con el Plan Parcial. La previsión es construir 2.000 viviendas, en un sector de 261.000 metros cuadrados, entre el Estadio Cartagonova, el barrio de La Concepción y la Avenida Sebastián Feringán. Además, habría un parque de 339.000 metros cuadrados.

Según confirmó ayer 'La Verdad', tras la Junta comparecerán ante los periodistas la alcaldesa y el promotor Tomás Olivo, propietario de Cartagena Parque y de la constructora Emasa, ambas con sede en la ciudad. De esta forma, escenificarán un acuerdo que ambos consideran «histórico», y que han fraguado en distintas reuniones durante los últimos meses. La última fue el 25 de enero en el Palacio Consistorial.

La oposición espera que la regidora informe de sus compromisos, del sustento legal y técnico y del futuro del campamento de Carthagineses y Romanos. Además, la secretaria general de la Consejería de Fomento, Yolanda Muñoz, ha advertido de que «si la propuesta del Plan Rambla conlleva alguna modificación de planeamiento u ordenación, es necesario el pronunciamiento de la Comunidad».

Posibles «enfrentamientos»

«Si se trata de la puesta de las obras, no es necesario. Pero lo normal es que el Ayuntamiento traslade a la Comunidad información de los proyectos urbanísticos de puesta de marcha en su término municipal», añadió. En la alcaldía aseguraron que la Comunidad «no tiene nada que informar, porque es un proyecto de urbanización y la competencia es puramente municipal».

En todo caso, fuentes del Gobierno regional, del PP, advirtieron de que «todos los acuerdos y decisiones urbanísticas que se hagan sin dar ninguna información a los organismos regionales pueden generar enfrentamientos innecesarios». Argumentaron que «son los que luego tienen que ver su encaje en el Plan General y tienen que revisar toda la documentación para su aprobación».

 

Fotos

Vídeos