Reencuentro «con olor a mar»

Los asistentes reciben una bolsa con regalos, en el salón de actos de la Real Sociedad Económica de Amigos del País./ Pablo Sánchez / AGM
Los asistentes reciben una bolsa con regalos, en el salón de actos de la Real Sociedad Económica de Amigos del País. / Pablo Sánchez / AGM

Más de cien personas acuden al homenaje a los cartageneros ausentes, una iniciativa recuperada después de siete años

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Andrés Hernández abandonó Cartagena, su ciudad natal, hace 40 años para ir a trabajar a la refinería de Tarragona. Desde entonces ha vuelto en varias ocasiones, sobre todo en Semana Santa. Ayer también lo hizo, ya jubilado, para recibir, como otra veintena de vecinos, un homenaje de la Asociación de Amigos del Cartagenero Ausente, un colectivo que este año ha recuperado este acto tras siete sin celebrarse. «Ha sido entrañable. Me he emocionado. Siento una alegría inmensa cuando veo todo lo que ha cambiado esta ciudad en los últimos años», contó Hernández, tras la ceremonia celebrada en el salón de actos de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, ubicado en la calle del Aire, frente a la iglesia de Santa María de Gracia.

Allí se reencontraron los que un día se marcharon de su tierra amada. Junto a Hernández estaba Eduardo Martínez, que por cuestiones de trabajo también se marchó a vivir a Tarragona. «Vengo cada vez que puedo, pero la familia, que la tengo allí, tira mucho. Ha sido muy emocionante este acto», dijo. La ceremonia estuvo presentada por la vicepresidenta de la asociación, Janine Alcaraz. También estuvo el presidente del colectivo, Domingo Bastida y el concejal de Cultura, David Martínez, quien leyó un poema de Antonio Oliver.

El fallecido Fabián Martínez, impulsor de este acto, fue nombrado presidente de honor

Pregón y poemas

Participaron cartageneros de Barcelona, Madrid y Valencia, entre otras ciudades. Tras un entrañable discurso de bienvenida, por parte de la escritora Rosa García Oliver, en el que ensalzó la importancia de volver «a esta tierra con olor a mar», hubo una lectura de poemas de Cristina Pilar Martínez y Javier Bastida, muy aplaudidos por los asistentes. Al final, a los asistentes se le hizo entrega de un recuerdo.

Este tradicional reconocimiento dejó de celebrarse en 2012 debido a problemas de salud del ya fallecido presidente de la Asociación de Amigos de San Juan, e impulsor de este acto de acogida, Fabián Martínez. Precisamente, este colectivo lo nombró presidente de honor, a título póstumo. Como socios de honor fueron nombrados Rosa García; Cristina Pilar Martínez; Javier Bastida; el Procesionista del Año, Rafael Ruiz Manteca; el pregonero de la Semana Santa de este año, Tomás Martínez Pagán; y la Nazarena Mayor, Elo Pavía. Domingo Bastida fue el encargado de entregar a cada uno de ellos un diploma acreditativo.

En su discurso ensalzó la labor de los miembros de la asociación por recuperar este «entrañable acto», y como el salón de actos se quedó pequeño - muchos tuvieron que quedarse de pie- dijo que pedirá al Ayuntamiento un lugar más acorde con la ceremonia. Dijo que solicitará el vestíbulo del Palacio Consistorial, donde antes se llevaba a cabo el acto.