Quince colectivos denuncian en la Fiscalía la «inacción» para quitar amianto en colegios de Cartagena

La presidenta de Fampa Cartagena firma la denuncian, bajo la atenta mirada del presidente de la Federación de Vecinos. / j. m. Rodríguez / agm
La presidenta de Fampa Cartagena firma la denuncian, bajo la atenta mirada del presidente de la Federación de Vecinos. / j. m. Rodríguez / agm

Vecinos, sindicatos y partidos políticos ven delito medioambiental de los sucesivos gobiernos regionales desde el año 1999

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

La «inacción», la «pasividad» y la falta de un plan regional concreto con fechas y presupuesto es lo que ha llevado a la Plataforma Zero Amianto, compuesta por una quincena de asociaciones y colectivos sociales, a presentar ayer una denuncia para que la Fiscalía investigue un posible «delito medioambiental por omisión» de la Consejería de Educación, por no quitar el fibrocemento de 33 colegios del municipio. El escrito está firmado por representantes de la Federación de Padres y Madres de Alumnos (Fampa), la Federación de Asociaciones de Vecinos, cuatro sindicatos (Sterm Intersindical, CC OO, UGT y CSIF) y partidos políticos, entre ellos la coalición Podemos-IU-Equo, PSOE, MC y Somos Región.

En su escrito solicitan que se adopte de forma «inminente» la medida cautelar de precintado de los pabellones deportivos de los colegios José María Lapuerta y Virgen del Carmen, así como del instituto Juan Sebastián Elcano. También demandan que se «prohiba su uso», mientras no se inicien los trámites, para retirar las cubiertas de fibrocemento de esos centros.

Representantes de buena parte de los integrantes del colectivo firmaron ayer el escrito frente al Palacio de Justicia. Criticaron la «falta de voluntad», para abordar un plan de eliminación del amianto de los colegios e institutos y la nula «disposición política» para liberar partidas económicas destinadas a abordar esta problemática.

Exigen precintar los pabellones del José María Lapuerta, Virgen del Carmen y Elcano

Retrasos en los proyectos

Además, denuncian los continuos retrasos e incumplimientos de las promesas pactadas en centros como el colegio José María Lapuerta, donde la uralita iba a ser retirada a lo largo de este verano. La obra está comprometida para 2020. Los que no tienen ni siquiera planes de sustitución son el Virgen del Carmen y el Juan Sebastián Elcano.

La Plataforma responsabiliza de este «grave problema» a los sucesivos gobiernos regionales, los distintos consejeros responsables de Medio Ambiente y de Educación, así como a los directores generales de Recursos y Centros Educativos desde el año 1999. Así lo hacen constar en su denuncia. «Esta inacción de años y pasividad en la resolución y retirada de los elementos contaminados y peligrosos conlleva la exigencia de una responsabilidad penal medioambiental para con los administradores públicos, a los que se les debe exigir un escrupuloso cumplimiento de sus responsabilidades», dice el texto.

En el acto de firma estuvo la portavoz de la coalición Podemos, IU y Equo, Pilar Marcos. En su opinión es una absoluta «temeridad» que durante más de 20 años no se haya hecho «absolutamente nada» para retirar las cubiertas de fibrocemento de los colegios e institutos de Cartagena, pese a que «suponen un peligro real y constatado para la salud de más de 15.000 alumnos del municipio, así como del personal docente y no docente».

La denuncia presentada recoge toda la legislación aplicable y la legislación médica actualizada sobre el amianto, las obligaciones legales en cada caso, la cronología de las denuncias ciudadanas presentadas por las ampas a la Federación de Vecinos, informes técnicos advirtiendo de los riesgos de los casos de algunos colegios y las iniciativas de los grupos políticos.

«Graves consecuencias»

«La denuncia que presentamos es sólida y contundente, porque va de la mano de la verdad. No hay una sino miles de pruebas respecto de que la administración regional conoce de sobra el problema y no ha actuado con la diligencia y la responsabilidad debida, a sabiendas de las graves consecuencias que puede tener esa inacción. Esto no tiene otro calificativo que la prevaricación ambiental omisiva, que recoge el propio Código Penal», añadió Marcos.

Desde el sindicato Sterm Intersindical exigieron a la Administración que resuelva los problemas políticos y administrativos que bloquean los proyectos de eliminación de materiales con amianto de los centros educativos y que garantice los recursos necesarios para llevarlos a cabo en el menor tiempo posible. En ese sindicato ven falta de voluntad política demostrada por Educación durante los casi 20 años que se viene exigiendo la eliminación de este material cuyas partículas inhaladas pueden provocar asbestosis y cáncer.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena, Leandro Sánchez, indicó que «no puede haber argumentos sobre que hay una exposición mínima al amianto, cuando no hay datos al respecto». Y añadió: «La mayoría de los colegios e institutos del municipio tienen más de cuarenta años y en más de una treintena de ellos hay amianto. Lo peor es que en varios, la uralita está rota, algo que incrementa el peligro para los alumnos».

Educación diseña ya un plan para eliminar el fibrocemento

La Consejería de Educación y Cultura ya trabaja en la elaboración de un mapa cronológico con el que distribuirá todas las obras previstas para retirar el amianto de 178 centros educativos de la Región de Murcia hasta el año 2028. Ese es el plazo máximo que marca la Unión Europea (UE). El objetivo de la Comunidad, según explicaron fuentes del Gobierno regional, es quitar todas las cubiertas de fibrocemento de colegios e institutos de forma ordenada. Lo hará, aseguró, a través de un plan que los técnicos elaborarán a lo largo de este curso y que contará con una memoria económica «realista» para fijar las fechas que corresponderán a cada obra. Las mismas fuentes añadieron que este mapa se llevarán a cabo estrictamente bajo criterios de priorización puramente técnicos. No obstante te, desde la Consejería de Educación insistieron en que no hay peligro para la salud de los ciudadanos mientras los materiales con amianto no hayan sufrido algún tipo de manipulación. De hecho, desde este departamento regional informaron de que se han realizado mediciones de partículas tóxicas en diversos centros educativos que lo han solicitado, siendo los resultados negativos en el 100% de los casos. Los vecinos no se fían de estas mediciones, que consideran «poco rigurosas».