El pulso por mandar en el PSOE se traslada a las juntas vecinales

Castejón, Ortega y Esperanza Nieto, del PP, en una imagen de archivo. / Pablo sánchez / agm
Castejón, Ortega y Esperanza Nieto, del PP, en una imagen de archivo. / Pablo sánchez / agm

La Ejecutiva regional se prepara para nombrar a los representantes socialistas en los distritos, aunque la potestad es de Castejón

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

Las doce juntas vecinales serán el escenario de un nuevo capítulo de la tensión entre el Grupo Municipal Socialista, tras su alianza con PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento, y el aparato regional del PSOE, que desaprueba ese acuerdo. La alcaldesa, Ana Belén Castejón, tiene el poder de designar a los vocales socialistas en cada distrito y extender el acuerdo tripartito a todos los órganos de descentralización municipal. Pero si el aparato regional del PSOE amenaza con expulsar a quienes tomen posesión por designación de la alcaldesa y finalmente estos deciden no pactar, MC podría llegar al poder en Los Dolores. También en Molinos Marfagones, si logra el voto de Unidas Podemos.

La designación de los vocales en las juntas vecinales corresponde a cada grupo municipal, según la normativa. El secretario regional del PSOE, Diego Conesa, no controla ni a la alcaldesa, Ana Belén Castejón, ni a sus cinco concejales. Por eso, ellos pueden colocar a sus peones, mientras que él no tiene resortes para abortar una posible extensión del acuerdo con PP y Ciudadanos en ese ámbito territorial. Aunque quiere que la gestora municipal influya en los nombramientos.

Si en cumplimiento del pacto municipal, los tres partidos apoyan en cada demarcación a un candidato de la coalición, PP y PSOE se turnarán en el poder en Los Dolores. Sería a razón de dos años cada uno, dado que ambos tienen dos vocales. MC, que tiene cuatro, se quedaría sin nada. Esta junta es la que más presupuesto y población tiene.

Votos cruzados

Con el apoyo de los socialistas, el PP podría lograr la presidencia en Molinos Marfagones. Y con los votos del PP, el PSOE se aseguraría un cómodo liderazgo en Perín, sin depender del recuento de votos. En Pozo Estrecho, el triunfo socialista es incuestionable. El PSOE cuenta con cinco de los nueve vocales, que atenderán a lo que diga Castejón. Lo mismo pasará en El Llano (siete vocales por dos del PP) y en Alumbres, feudo este último de Juan Pedro Torralba, edil de la máxima confianza de Castejón.

El PP, liderado en el Ayuntamiento por Noelia Arroyo, no necesita al PSOE para gobernar en El Algar e Isla Plana-La Azohía. En La Puebla y El Albujón, le ayudaría contar con los socialistas y Cs para hacerse sin problemas con el poder.

El caso de La Palma es el más pintoresco. PP y PSOE empataron en número de vocales y en votos. El concejal de Descentralización, Diego Ortega, ha encargado un estudio para saber qué es lo que hay que hacer para elegir presidente y evitar una situación de bloqueo, si ninguno recibe apoyos de otros partidos.

Frenazo al distrito número 13 para La Manga y Los Belones

El concejal de Descentralización, Diego Ortega, informó ayer de que la creación de una decimotercera junta vecinal en el Mar Menor, incluidas La Manga y Los Belones, no será abordada por ahora. «Tenemos cosas más urgentes que afrontar. Para empezar, la constitución de las juntas vecinales existentes», indicó. Lo habitual es que se formen después del verano, que es cuando los partidos políticos designarán a sus representantes. Las juntas vecinales administran más de un millón de euros del presupuesto municipal y se ocupan de las pequeñas obras de mantenimiento, de las subvenciones y de los actos que, por cercanía, más interesan a los habitantes de los pueblos.