El Puerto deja ahora en manos de Fomento la circunvalación ferroviaria de Alumbres

Un tren de mercancías pasa por el centro de Alumbres. / a. g. / agm
Un tren de mercancías pasa por el centro de Alumbres. / a. g. / agm

La Autoridad Portuaria alega que al «no producir una mejora» en el trazado no puede hacerla, por lo que debe ser Adif quien se encargue del proyecto

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

La pelota está ahora en el tejado del Ministerio de Fomento. La Autoridad Portuaria de Cartagena ha instado por carta a este departamento estatal a que inicie los estudios y los trabajos necesarios para construir la variante ferroviaria de Alumbres, para dejar sin servicio la línea de mercancías que cruza el pueblo. Se trata de una reivindicación que llevan haciendo los vecinos desde hace más de dos décadas. También se lo ha solicitado al delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Diego Conesa, por la misma vía, para acelerar el proyecto.

Las misivas de Segado, quien tambiés es presidente del PP en Cartagena, salieron el martes hacia los organismos estatales, que gestiona el PSOE. Fue a principios de año cuando el Puerto conoció los resultados del estudio que encargó para determinar la posibilidad de desviar la vía del tren, a través de la construcción de una circunvalación y acabar con las quejas de los residentes.

El objetivo del informe era evaluar la posibilidad de que el Puerto sufragara las obras a través del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria, que es el que se destina para la mejora, por ejemplo, de infraestructuras ferroviarias que puedan reportar un beneficio para la entidad portuaria. Con estas partidas ya invierte más de 36 millones de euros en la variante de Camarillas.

Segado insta por carta al ministro y al delegado a que impulsen el desvío para «mejorar la calidad de vida» del pueblo

Un estudio técnico ve posible llevar los trenes por la zona oeste, en paralelo a la autovía que da acceso a Escombreras

Cuellos de botella

El estudio 'Análisis de los acceso ferroviarios al Puerto de Cartagena. Identificación de cuellos de botella y posibles mejoras' argumenta que la Autoridad Portuaria no puede solicitar a Puertos del Estado usar ese fondo, porque «la realización de esta actuación no producirá una mejora sustancial en la operativa ferroviaria relacionada con el Puerto de Cartagena». Así, «su realización apenas afectaría el desarrollo ferroviario, dada la proximidad de la Terminal de Escombreras, donde podrían estacionarse los trenes en caso de alguna incidencia».

No obstante, según el informe realizado por la consultora Ingeniería y Economía del Transporte, Ineco, «el evitar el paso de las mercancías peligrosas por Alumbres, sería una actuación positiva». Eso es, precisamente, a lo que alude el presidente portuario, Joaquín Segado, en las cartas enviadas a Fomento y la Delegación del Gobierno. En ellas, dice que se trataría de una obra necesaria porque «mejoraría la calidad de los ciudadanos de Alumbres».

Es por ello, explicaron fuentes del Puerto, por lo que la puesta en marcha del proyecto «queda sometida a la consideración de la Dirección General de Infraestructuras Ferroviarias del Ministerio de Fomento». En la Autoridad Portuaria añadieron que no tendrían problema alguno en hacerse responsables del proyecto siempre y cuando se lo pida expresamente el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que depende de Fomento.

En el posible trazado, el tren llegaría por el recorrido actual y a la altura de La Palma, aproximadamente, sería desviado hacía el polígono industrial Los Camachos. Desde allí se dirigiría hasta Alumbres, donde la línea rodearía la localidad por el oeste, para llegar finalmente al Valle de Escombreras. Esta es una de las opciones planteadas por los alumbreños, que proponían que pasara por el paraje de La Esperanza, a unos tres kilómetros de las casas. Otra alternativa es que lo haga por La Parreta, un entorno minero ubicado en la carretera de La Unión, concretamente en el cruce antes de llegar a la rotonda que conduce a Alumbres. Esto posibilitará que el tren llegue directamente hasta la refinería.

Sin proyecto

El escrito concluye que dado que aún no se han desarrollado ni estudios previos, ni proyectos constructivos, «no existe ninguna valoración económica que estime la inversión necesaria para llevar a cabo la variante». No obstante, fuentes de la Autoridad Portuaria calculan que podría superar los 30 millones de euros. Esto también afecta a su puesta en funcionamiento, pero al estar previsto en el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (Pitivi) 2012 -2024, del Estado, el desvío debería estar hecho en ese horizonte temporal.

El estudio también alerta, en favor de los vecinos, de que la población «se encuentra bastante confinada por las infraestructuras actuales», dado que «al oeste discurre la CT-34, la carretera que da acceso a la dársena de Escombreras; al este está el ramal ferroviario de entrada a la terminal de trenes del Valle; y al norte, la línea de Vía Estrecha que conecta Cartagena con Los Nietos y la carretera N-332, que une la ciudad portuaria y La Unión». Además, dice el informe, «al sur se encuentran las instalaciones de CLH», la compañía española dedicada al almacenamiento, el transporte y la distribución de combustible, hidrocarburos y productos petrolíferos.

Los residentes piden datos

El presidente de la Asociación de Vecinos de Alumbres, Juan Zapata, indicó a 'La Verdad' que sigue esperando una llamada del presidente de la Autoridad Portuaria, para conocer los resultados del estudio técnico elaborado sobre el posible desvío del trazado ferroviario. «Hablamos con él hace meses, quedó en llamarnos, pero aún no sabemos nada», dijo el dirigente vecinal. Aun así, añadió, «los anteriores presidentes nunca nos dieron una posibilidad de nada, ni una opción, ni una buena noticia sobre la principal reivindicación de los vecinos. Segado, al menos, nos brinda la oportunidad de soñar y ver unido el pueblo».

Los vecinos ven en la remodelación ferroviaria por la llegada del AVE a Cartagena, en cuanto a que un ramal de mercancías pase por la futura zona logística de Los Camachos, una oportunidad única. Creen que es la baza para hacer desaparecer los raíles del centro del pueblo y de que este pueda expandirse hacia La Esperanza.

Por eso, llevaron a cabo a finales del año pasado una jornada de protesta en el túnel de la vía por el que se llega a Zaraiche y el Secante. Los vecinos esgrimieron razones de seguridad para sacar la línea del casco urbano, después de años de peticiones que han caído en saco roto.

Más de dos décadas de reivindicaciones y de quejas vecinales

Los vecinos de Alumbres llevan más de dos décadas reivindicando cambiar el trazado ferroviario para sacarlo del centro del pueblo y acabar así con la división urbanística. Los residentes de la calle San Francisco, ubicada al otro lado de las vías, tan solo tienen un paso para vehículos por debajo de la vía y otro para peatones. El inconveniente es que por el primero de ellos no cabe un camión de los bomberos y ya ha habido más de un susto en este sentido. También llevan años exigiendo mejoras al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), dueño de las vías, sobre todo en cuanto a seguridad se refiere. Creen que es necesario reforzar las vallas metálicas que aíslan la vía e instalar las que fueron robadas hace años, a la altura del campo de fútbol. También exigen adecentar todo el tramo, puesto que está lleno de matorrales secos y árboles semicaídos, de donde salen insectos y ratas. También ven imprescindible la insonorización, para evitar que el ruido les afecte. Pero esto no es lo único que preocupa a los residentes de esta zona de Alumbres. Las grietas provocadas por el paso de los trenes en sus casas les inquietan aún más.

Más