El Puerto de Cartagena completará la remodelación urbanística del Muelle a partir de octubre

Grupos de ciudadanos paseando por el Muelle de Alfonso XII, ayer, con el edificio de bares y del gastromercado al fondo. / Antonio gil / agm
Grupos de ciudadanos paseando por el Muelle de Alfonso XII, ayer, con el edificio de bares y del gastromercado al fondo. / Antonio gil / agm

El proyecto, que debía haber empezado a principios de este año, abarca desde la Cola de Ballena hasta el museo del Arqua

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

La Autoridad Portuaria de Cartagena quiere acelerar la ejecución del proyecto de reforma integral de la explanada del Muelle de Alfonso XII, una iniciativa cuyas obras debían haber comenzado a principios de este año, como anunció en octubre de 2018 el expresidente del Puerto, Joaquín Segado. Para ello, estudia hacer las dos fases urbanísticas de forma paralela, para evitar alargar las molestias a las decenas de vecinos y turistas que pasean por la zona cada día. La idea es que los trabajos para hacer más accesible el área portuaria desde la Cola de Ballena hasta el Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua), a la vez que se mejora la imagen, puedan comenzar en octubre.

Concretamente, con un presupuesto de 2,7 millones de euros, el plan prevé eliminar todos los escalones de la zona portuaria y dejar el suelo al mismo nivel, mejorar la iluminación, instalar pérgolas para crear zonas de sombra y cambiar el mobiliario. Incluye también eliminar la rotonda que hay junto al edificio de la antigua Cámara de Comercio, inaugurada hace dos años tras una inversión de 530.000 euros, y construir otra justo en la salida de los autobuses y coches del muelle de cruceros y del Club de Regatas, a apenas cincuenta metros de su actual ubicación.

Los detalles

Inversión
2,7 millones de euros.
Primera fase
Está previsto actuar desde la Cola de Ballena hasta el antiguo edificio de la Cámara de Comercio. El coste ronda los 700.000 euros.
Segunda fase
Se mejorará el espacio situado frente al antiguo edificio cameral y el frente marítimo, desde el inmueble comercial hasta el Real Club de Regatas. En este caso, el gasto será de un millón de euros.
Plazos
Los trabajos podrían comenzar después del verano, quizá tras las fiestas de Carthagineses y Romanos. Los plazos de ejecución, para la primera fase son de seis meses y de la segunda de nueve.

El periodo de presentación de propuestas por parte de las empresas interesadas en ejecutar las obras concluye a mediados del próximo mes de junio. A partir de ahí, la Autoridad Portuaria deberá estudiar todas las ofertas y elegir aquella que mejor se ajuste a sus necesidades, según indicaron fuentes portuarias.

La inversión será de 2,7 millones de euros para hacer la primera fase en seis meses y la segunda, en nueve

Problemas administrativos

La reforma lleva varios meses de retrasos debido a la lentitud de la burocracia administrativa, que nada tienen que ver con la decisión de Segado, ahora diputado regional electo, de dejar el puesto de presidente. Ahora, el director general de la institución, Fermín Rol, ejerce la dirección efectiva hasta el nombramiento de un nuevo presidente. Es el responsable de las decisiones técnicas. Mientras, el vicepresidente del consejo de administración y presidente de la patronal COEC, Pedro Pablo Hernández, ocupa la representación institucional de la entidad, aunque no tiene poder de decisión.

En un principio, el Puerto iba a hacer la reforma en dos fases, pero la intención ahora es hacerlas a la vez. En la primera prevé actuar desde la Cola de Ballena hasta el antiguo edificio de la Cámara de Comercio. Esta será realizada en seis meses y costará alrededor de 700.000 euros. En la segunda, mejorará el espacio situado frente al edificio cameral y el frente marítimo, desde el edificio comercial hasta el Real Club de Regatas. En este caso, el gasto será de un millón de euros.

La Autoridad Portuaria derribó hace dos años los quioscos e hizo una glorieta de acceso a la terminal de cruceros

Uno de los trabajos que más problemas creará, sobre todo al tráfico de vehículos, será la construcción de la nueva rotonda y la eliminación de la existente. La idea es la creación de nuevos accesos a la terminal de cruceros, con la construcción de dos carriles para cada sentido, para facilitar la entrada y salida de los vehículos en ambas direcciones. En este caso, estudiarán formas para evitar perjudicar a los conductores, con interrupciones intermitentes y dejando, quizá, un solo carril para cada sentido.

El proyecto incluye la unificación del pavimento en ambas zonas, para que sea el mismo que hay en la nueva explanada y frente a la Escala Real. Además, serán eliminadas las diferentes alturas. Todo ello va en consonancia con la reforma del edificio de bares, en la que el Puerto invierte un millón de euros, y con la futura construcción de un gastromercado, en la sede de la Cámara de Comercio. Estas obras comenzaron hace un mes y medio. Esta iniciativa podría estar funcionando a principios del año que viene.

La idea del Puerto «es crear un espacio para el disfrute de los ciudadanos y visitantes, que permita atraer a los cartageneros hasta el Muelle, para que lo sientan como suyo», explicaron fuentes portuarias. La idea es convertirlo en un referente del ocio y de la gastronomía en la ciudad cuando abra el edificio de bares y el gastromercado.

La remodelación del Puerto se completará con la creación de zonas de sombra con lona tensada, ancladas a estructuras que se situarán en el frente marítimo entre el edificio comercial y el de la Cámara de Comercio.

Para mejorar el entorno, el proyecto de la Autoridad Portuaria también prevé sustituir las farolas de aire modernista que hay en la explanada del monumento 'El Zulo' por torres de iluminación, que serán instaladas en los extremos de la explanada, la renovación del mobiliario urbano y la creación de nuevas jardineras en la zona del Arqua. La actuación se completará con la colocación de barandillas de cristal en el cantil, para mejorar la seguridad de los peatones.

Varios estudios

Se trata de otras de las reformas que ha hecho el puerto en el Muelle en los últimos años. Hace dos gastó 1,2 millones de euros en hacer la rotonda y mejorar los accesos a la terminal de cruceros. También eliminó los quioscos para hostelería para crear una explanada diáfana, cuya utilidad ha sido casi nula. La reforma urbanística del Muelle de Alfonso XII es una idea que se remonta a la presidencia de Adrián Ángel Viudes, quien llegó a hacer varios estudios que quedaron en el tintero, porque el gobierno de Pilar Barreiro no aceptó ninguna de las alternativas propuestas.

Más