El PSOE confirma la expulsión de la alcaldesa de Cartagena y otros cinco ediles

Ana Belén Castejón, en el centro, y sus concejales, en una imagen del mes de agosto./
Ana Belén Castejón, en el centro, y sus concejales, en una imagen del mes de agosto.

La Comisión de Ética y Garantías desestima los recursos contra la decisión de apartarlos por haber pactado con PP y Cs en el Ayuntamiento

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El PSOE confirmó, este viernes, la expulsión de la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y de los concejales que apoyaron el acuerdo con el PP y Ciudadanos para mantener la alcaldía, a espaldas de las direcciones regional y nacional del partido y sin una consulta a los militantes. El partido comunicó su decisión a los ediles a través de un correo electrónico.

La Comisión Federal de ética y Garantías del Partido Socialista desestimó el recurso presentado por los ediles, en el que alegaban indefensión y pedían proporcionalidad en la sanción. Este organismo consideró proporcionada la expulsión e indicó que no hay merma de los derechos de los ediles.

La expulsión afecta, según confirmaron fuentes del PSOE a 'La Verdad', a Castejón y Juan Pedro Torralba, María Irene Ruiz, Mercedes García, Alejandra Gutiérrez Pardo y David Martínez Noguera. Todos ellos forman parte del Ejecutivo local menos Mora, que dimitió antes del reparto de competencias.

La expulsión definitiva confirma la decisión, comunicada hace dos meses, de apartar cautelarmente a estos concejales del PSOE a la espera de su recurso, ahora descartado. De nada ha servido que Castejón presentara su dimisión como secretaria general de la agrupación municipal del PSOE, en junio, y que renunciara a volver a ser candidata socialista a la alcaldía en 2023.

La decisión de la comisión de ética, contra la que no cabe recurso en la disciplina del partido, hará que los ediles pasen a ser concejales no adscritos. El Grupo Municipal del PSOE queda disuelto y el personal que trabaja en él no podrá continuar. Además, esto afectará a la composición de las comisiones de trabajo, ya que a partir de ahora cada uno de los ediles expulsados solo se representa a sí mismo, en el grupo de ediles no adscritos.