Protestas en el colegio de Lapuerta por la pérdida del bilingüismo al pasar a la ESO

Multitudinaria protesta de alumnos y padres, ayer a las puertas del Colegio de José María Lapuerta./pablo sánchez / agm
Multitudinaria protesta de alumnos y padres, ayer a las puertas del Colegio de José María Lapuerta. / pablo sánchez / agm

La ampliación de plazas en el IES Los Molinos no impide que una veintena de alumnos tengan que ir a otros institutos con menos horas de inglés

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

«Hace seis años elegí este colegio para mi hija, Iraia, porque el programa British Council le garantizaba enseñanza en inglés hasta Secundaria. Es injusto que ahora que está a punto de entrar en la ESO, cambien las condiciones», lamentó ayer Saioia Bilbao, en medio de la protesta convocada en el colegio José María Lapuerta. La decisión de la Consejería de Educación de eliminar la preferencia de los alumnos de ese centro para continuar con su formación bilingüe en el cercano IES Los Molinos sacó a la calle a un centenar de alumnos de último curso y a sus familias, ya que solo 41 figuran en las actas provisionales de admisión A las pocas horas y ante la amenaza de un calendario de movilizaciones semanales, la Comunidad anunció la creación de una unidad más en Primero de la ESO, con 30 nuevas plazas con las que el problema quedará mitigado. En la Consejería confían en una «reorganización de la escolarización» que permita absorber todas las peticiones dirigidas a ese instituto, según informó un portavoz.

'Con la educación de niños no se juega' y 'Queremos seguir con el British Council' rezaban algunas de las pancartas mostradas a las puertas del centro educativo por alumnos que este año cursan el último curso de Primaria. Lo hicieron acompañados de nutrido grupo de padres y de otros escolares que quieren continuar su educación en el IES Los Molinos.

La petición
Que los alumnos que acaban en el colegio José María Lapuerta empiecen ESO con el British Council del IES Los Molinos.
La concesión
Una unidad más (30 alumnos) y una reordenación de plazas para reubicar a más.

Hasta hace un par de años, en el IES Los Molinos había sitio de sobra para todos los escolares del barrio que elegían continuar con la educación bilingüe. Pero la creación del distrito único con libre elección de centro empezó a cambiar las cosas. El año pasado, todavía recibían puntos adicionales quienes habían estudiado en el colegio José María Lapuerta. Pero para el curso que viene, eso también ha sido eliminado y ahora todos los alumnos del municipio eligen un instituto como primera opción y tener fe en que eso sea suficiente.

Para 51 no lo ha sido. Solo han entrado 42, según la Asociación de Madres y Padres del centro. «Al ampliar el radio de acción del proceso de elección, hay niños que serán derivados a otros centros en los que tendrán que aprender francés o hay solo una asignatura de inglés básico y el resto de las clases son en español, con lo cual nuestros hijos perderán el idioma que han aprendido», apuntó María del Carmen Gómez, que junto a su hijo Jesús, de 10 años, participó en la protesta hasta la puerta del Instituto. «Con la nueva forma de distribuir a los niños, pueden acabar en cualquier centro, incluido el Instituto Elcano, que además está en la otra punta de la ciudad», añadió.

«Nos manifestaremos tantas veces como sea necesario hasta que nos den una solución», explicó María del Carmen Almagro Montesinos. A su juicio «no se puede echar por tierra» la educación de unos niños «a los que deberían respetarle unos derechos adquiridos».

La protesta contó con el apoyo del equipo de gobierno local. El concejal de Educación, David Martínez, asistió para demostrarlo. «No hemos recibido ninguna respuesta por parte de la Consejería de Educación», se quejó. A primera hora de la tarde de ayer, la Comunidad hizo una concesión, pero admitió que no puede garantizar que eso solucione el problema. Confía en que la distribución de plazas vaya haciendo hueco. «Un 94% de los alumnos consigue en Secundaria la plaza de primera elección. En este caso no tiene por qué ser diferente», apuntó el portavoz.

Nueve años con un programa pionero para dos centros

El IES Los Molinos y el Colegio José María Lapuerta tienen vigente el programa bilingüe British Council desde hace una década, con un plan de estudios pionero que solo mantiene en español las asignaturas de Lengua Española y Matemáticas. La Asociación de Madres y Padres no entiende que niños de colegios desde La Palma hasta La Manga desplacen a los de José María Lapuerta hasta otros centros como el IES Elcano, que está muy lejos y además les obligará a abandonar la enseñanza en inglés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos