Productores y exportadores están listos para un 'Brexit' duro, aunque confían en un pacto

Vista general de la sala multiusos de El Batel, repleta de público, durante la mesa redonda en la que participaron José García Gómez, José García Ruiz, Joaquín Gómez, Juan Marín y Cristina Rasco -por videoconferencia-, y moderada por Gregorio Mármol, delegado de 'La Verdad' en Cartagena. AGM/ PABLO SÁNCHEZ /
Vista general de la sala multiusos de El Batel, repleta de público, durante la mesa redonda en la que participaron José García Gómez, José García Ruiz, Joaquín Gómez, Juan Marín y Cristina Rasco -por videoconferencia-, y moderada por Gregorio Mármol, delegado de 'La Verdad' en Cartagena. AGM / PABLO SÁNCHEZ /

Los expertos señalan que la fuerte dependencia del Reino Unido al producto exterior debería conducir a un acuerdo bilateral con la Unión Europea

S. TRIGUERO

El sector agroalimentario vive en una incertidumbre constante desde que el Reino Unido decidió abandonar la Unión Europea (UE). A falta de cinco semanas para que se consume el 'Brexit', productores y exportadores de la Región de Murcia entienden que un acuerdo bilateral se impone como la mejor solución para regular el comercio entre los países miembros y el propio Reino Unido. Así quedó de manifiesto durante la celebración, ayer, del foro organizado de forma conjunta por la Confederación Comarcal de Organizaciones Empresariales de Cartagena (COEC) y 'La Verdad' en el Auditorio y Palacio de Congresos El Batel. La convocatoria, bajo el título 'Agroalimentaria: El Brexit', reunió a 150 profesionales relacionados con la agricultura, la industria agroalimentaria y el comercio exterior.

El encuentro puso el foco en la preocupación que está despertando el desenlace del Brexit en el sector primario, que tanto peso tiene en la economía regional. De ahí que numerosos representantes de sociedades y organizaciones empresariales secundaran la cita.

El director general de 'La Verdad', Antonio González; el presidente de COEC, Pedro Pablo Hernández; y el director del Info, Joaquín Gómez, fueron los encargados de inaugurar el foro, invitando a los ponentes a arrojar luz sobre las opciones de desbloqueo de una situación como la actual y la repercusión que tendrá para el sector agroalimentario la decisión que se tome finalmente para aplicar a partir del 29 de marzo.

El peor de los escenarios posibles supondría perder competitividad por el coste de aranceles

El director del Info ofreció estadísticas esclarecedoras acerca de la importancia que en datos porcentuales tiene la exportación, como el hecho de que un tercio del PIB regional provenga de la internacionalización, siendo Murcia una de las comunidades con una balanza comercial más poderosa. Avanzó que el número de empresas exportadoras ya supera las 5.000 con la generación de empleo que ello supone. También destacó que el propio Reino Unido es el tercer destino comunitario al que más exporta el sector, con un 14%.

Gómez recordó que la industria agroalimentaria fue un salvavidas cuando el comercio interior descendió por la crisis, y que ahora que puede sufrir los estragos del 'Brexit' merecería una mejor consideración, especialmente por parte del Estado, que «está tardando en reaccionar y tomar las medidas necesarias ahora que todo el debate sobre la internacionalización se está centrando en la salida del Reino Unido de la Unión Europea».

Los protagonistas

Jorge Brotons Presidente de Fepex
«Reino Unido tiene la necesidad de autoabastecerse y de que no suban los precios».
Juan Marín Presidente de Proexport
«Somos un sector primario, pero muy vulnerable y la parte que más sufre ante cualquier tipo de crisis».
Joaquín Gómez Presidente de Apoexpa
«El efecto aduanero sería devastador en el caso de producirse un Brexit duro».
José García Ruiz Responsable de Agricultura COEC
«El sector agroalimentario no puede asumir más costes de lo que ya lo ha hecho».
José García Gómez Presidente Agrupal
«Se abre una etapa nueva, pero tenemos capacidad para adaptarnos y ser competitivos y más fuertes».
Cristina Rasco Asesora DQAgro (Tax&advise)
«Ahora mismo todo son especulaciones en Londres, pero lo cierto es que hay que estar preparado ante cualquier eventualidad».

El director del Info se refirió al impulso de iniciativas como las que ese organismo ha puesto en marcha, es el caso del Comité de Seguimiento Comunidad Autónoma-'Brexit'; el Cheque Brexit, que permitirá financiar los servicios de asesoramiento que se puedan derivar de la propia salida del Reino Unido; así como la difusión de herramientas y aplicaciones que permiten analizar e identificar los sectores que podrán verse perjudicados.

Los escenarios probables

La palabra incertidumbre y todo lo que ella conlleva marcó cada una de las intervenciones, aunque los expertos que expusieron su opinión durante el foro trataron de dibujar posibles escenarios, desde el más suave, correspondiente a un 'Brexit soft' al más complicado, que se vino a definir como 'Brexit caótico'.

Así, por ejemplo, el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (Fepex), Jorge Brotons, fue muy claro al asegurar que «una vez más, el sector agroalimentario tendrá que demostrar su capacidad de adaptarse a un entorno de gran incertidumbre, porque, a cinco semanas de que se cierren definitivamente las negociaciones, nadie sabe qué nos deparará el 'Brexit'».

Explicó el presidente de Fepex que se vislumbran dos posibles escenarios. El primero de ellos contempla un acuerdo de libre comercio, pero que hoy por hoy depende de que el propio Reino Unido solucione sus debates internos, así como el escollo que supone la frontera virtual en el Ulster. En ese caso, se encontrarían con un 'Brexit' suave que permitiría un tiempo de adaptación hasta enero de 2021.

El segundo escenario sería la consecuencia de no llegar a un acuerdo, lo que conllevaría la declaración de aduanas y aranceles. Es lo que se conoce como un 'Brexit duro', sobre el que existen tantas lagunas e imprecisiones que los expertos aseguran que podría convertirse en caótico, la peor de las opciones. Productores y exportadores, junto con sus patronales, vienen preparándose desde hace meses para un posible escenario más complicado.

Durante la mesa redonda posterior a la intervención de Jorge Brotons, precisamente Juan Marín, presidente de Proexport, incidió en que «no llegar a un acuerdo supondría una pérdida de competitividad absoluta en favor de terceros países, porque la empresa exportadora española no puede asumir el gasto de aranceles que supondría un sobrecoste, con un impacto de hasta el 17% en algunos productos, a los que habría que sumar la depreciación de la libra».

Por su parte, Joaquín Gómez, presidente de Apoexpa, quitó algo de hierro al asunto esgrimiendo que «un 'Brexit' duro supondría un varapalo recíproco, y el Reino Unido no puede permitirse el desabastecimiento y el consiguiente aumento de precios. Aun en el caso más duro, tendría que facilitar el tránsito de mercancías y fórmulas como la certificación telemática en origen, ya que el sector agroalimentario, al transportar alimentos perecederos, no soportaría una frontera física que echara a perder el producto por controles».

José García Ruiz, responsable de Agricultura de COEC, prefiere ser optimista: «En primer lugar porque nuestras empresas han demostrado estar preparadas para superar cualquier tipo de crisis, y en segundo porque desde Gran Bretaña no se ha dado aún ningún paso al frente en cuanto a medidas de establecimiento de fronteras, lo que hace suponer que contemplarían la operatividad telemática en el caso de no llegar a acuerdo». Tampoco descarta ninguno de los escenarios posibles, desde que Reino Unido no abandone la UE, hasta que pase a actuar como país tercero (podría incluir algún tipo de acuerdo bilateral como ocurre con Suiza) o pase a estar incluido dentro del marco de Espacio Común Europeo, siguiendo el modelo de Noruega, aunque éste sea poco probable.

Para el presidente de Agrupal, José García Gómez, «el desarrollo de nuestro mercado exportador ha estado históricamente muy unido al Reino Unido, que siempre ha sido un aliado muy fuerte, de ahí que se esté viviendo con tanta preocupación este tema».

La asesora de DQAgro Cristina Rasco, que participó desde Londres a través de videoconferencia, vaticinó que la idea del 'Brexit' no será en ningún caso paralizar las aduanas. Aun así, recomendó a las empresas exportadoras que repasen los acuerdos firmados con anterioridad a 2016 con sus clientes británicos.

A fin de cuentas, el Reino Unido mantendrá gran dependencia hacia el producto exterior, que se evidencia también en el caso del sector hortofrutícola. La exportación de hortalizas a ese destino creció un 31%, mientras que las frutas lo hicieron en 75%. Y otro dato más: en 2017 se exportaron hortalizas al Reino Unido por valor de 788 millones de euros, representando una cuota de mercado del 16% dentro del sector, mientras que las frutas lo hicieron por valor de 922 millones de euros.

Castejón: «Es un peligro para la convivencia»

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, clausuró el Foro 'Agroalimentaria: El Brexit' lanzando un mensaje conciso acerca del «peligro que para espacios de convivencia como el nuestro pueden tener las malas decisiones políticas como este 'Brexit' que aboga por el cierre de fronteras, generando un escenario de incertidumbre atenuado en el tiempo por la incapacidad de dar marcha atrás o llegar a una solución óptima».

La primera edil resumió e insistió, como antes lo hicieron el resto de ponentes, en las consecuencias que tendría para el sector agroalimentario cualquier tipo de gravamen de productos en la frontera, así como la depreciación de la libra, siendo como es el Reino Unido el tercer país de la Unión Europea al que la Región de Murcia más exporta, por valor de 600 millones de euros.

Más